Las camisetas que no se ajustan y con las mangas un poco más largas de lo habitual pueden resultar un auténtico comodín y fondo de armario ya que combinan con prácticamente todo lo que ya se tiene.

Estas camisetas, en cualquier tono, se transforman, se alejan de las líneas del cuerpo y gritan comodidad. La camiseta oversize demuestra su versatilidad, que va desde ser usada como vestido hasta llevarla por dentro de unos pantalones estilo “paperbag”.

Probablemente la hayas usado antes, pero en este momento es hora de sacarla de tu dormitorio. Si no tienes un vestido-camiseta, elige una camiseta de gran tamaño que sea lo suficientemente larga como para funcionar como un vestido y lo suficientemente grande como para darle un look urbano fresco. Puedes combinar este outfit con zapatillas o sandalias de plataforma, dependiendo del aspecto que pretendas conseguir.

Es fresco, sienta fenomenal y se adapta a tu ajetreo diario: salidas, hogar, casual o como ropa de playa. Sin olvidar que resulta ideal en cualquier estación del año. Si buscas inspiración, te dejamos algunas ideas sobre cómo usarla.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com