Seis de los siete candidatos presidenciales chilenos participaron este lunes en el último debate televisivo previo a las elecciones del domingo, cuyo resultado es incierto y que según coincidentes encuestas se resolverían en un balotaje previsto para diciembre.

Durante el debate, el ultraderechista José Antonio Kast y el izquierdista Gabriel Boric intentaron destacar algunas de sus propuestas con las que buscan ganar los comicios y reemplazar al centroderechista Sebastián Piñera, en un país en el que a días de las elecciones hay entre un 20 y 30 % de indecisos, según estudios locales.

Los otros cuatro candidatos en el debate fueron el oficialista Sebastián Sichel; Yasna Provoste, de la oposición de centroizquierda; el progresista Marco Henríquez Ominami y el profesor izquierdista Eduardo Artés. El séptimo es el ingeniero comercial Franco Parisi, que permanece en Estados Unidos, desde donde desarrolló toda su campaña en redes sociales.

Kast llamó la atención al comienzo de su participación en el debate cuando mostró una bandera cubana y dijo: “Estamos con ellos”. Aludió a una marcha antigubernamental convocada para el lunes por activistas opositores en la isla pero que no llegó a realizarse.

Por momentos los candidatos coincidieron en centrar sus críticas en algunas propuestas de Kast, entre ellas derogar la ley que permite el aborto y fusionar con otro el Ministerio de la Mujer, mientras el postulante conservador destacó recientes divergencias entre Boric y sus aliados del Partido Comunista, (PC). Boric calificó de fraudulentas las recientes elecciones en Nicaragua, que fueron apoyadas por un sector del PC.

Boric, un exdirigente estudiantil, representa al pacto Apruebo Dignidad, formado por el izquierdista Frente Amplio, (FA) y el PC, mientras Kast compite por el conservador Frente Social Cristiano, integrado por dos partidos conservadores.

En la recta final de la campaña electoral los rivales de Boric y el oficialismo expresan dudas de que el exdirigente universitario, de llegar al poder, pueda resistir supuestas presiones comunistas. “En la coalición “yo mando”, aseguró el candidato.

Kast, uno de los que pasaría al balotaje según coincidentes sondeos, ha expresado su disposición a “conversar” con el candidato oficialista en busca de los votos de la centroderecha, mientras Sichel ha declinado decir si lo apoyará.

Boric, por su parte, ha señalado que conversará con los partidos de la centroizquierda representada por Provoste. Consultada en el debate por un eventual respaldo al postulante de Apruebo Dignidad, “es posible”, respondió.

En Chile, donde el sufragio es voluntario, la abstención bordea el 50 % entre los 15 millones de personas que pueden votar.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com