El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) descontinuó este viernes el nivel de alerta verde para las provincias Azua, San Juan, María Trinidad Sánchez, Monte Plata, La Altagracia, Peravia y San José de Ocoa.

Mientras, mantiene a siete, junto al Distrito Nacional, en alerta verde y amarilla por posibles inundaciones repentinas, urbanas y rurales, crecidas de ríos, arroyos y cañadas, así como deslizamientos de tierra.

En alerta amarilla está Sánchez Ramírez y en verde La Vega, Duarte (en especial el Bajo Yuna), Monseñor Nouel, Barahona, Santo Domingo, San Cristóbal y el Distrito Nacional.

Aclaró, a través de su informe de situación, que aunque ya comienzan a establecerse condiciones de estabilidad atmosférica, se podrían presentar algunos aguaceros y ráfagas de vientos.

Hasta el momento, las lluvias han destruido 10 viviendas, afectado a tres puentes, mantienen a nueve comunidades incomunicadas y 26 acueductos afectados.

El COE recomendó a las personas abstenerse de cruzar ríos, arroyos y cañadas que tengan altos volúmenes de agua.

Informó que todas las personas han regresado a sus hogares, excepto aquellas cuyas viviendas han sido destruidas, estas están en casas de familiares y amigos.

En la costa atlántica, los operadores de las frágiles y pequeñas embarcaciones deben permanecer en puerto desde Cabo San Rafael (La Altagracia) hasta Punta Gorda (Miches); y desde Miches hasta Montecristi navegar con precaución, cerca del perímetro sin aventurarse mar adentro por vientos y olas anormales.

Desde la isla Beata hasta Barahona también se recomienda a las frágiles y pequeñas embarcaciones navegar cerca del perímetro costero sin aventurarse mar adentro.

Leave a Reply

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com