La caspa es un problema que genera la descamación de la piel del cuero cabelludo y puede provocar picazón, irritación y lesiones leves, a causa de utilizar las uñas para calmar la sensación de malestar. Si bien no es contagiosa y no supone un grave problema, resulta difícil de tratar y es muy incómoda para quienes la padecen.

En el caso de que la caspa sea leve, puede tratarse utilizando de manera diaria un shampoo de acción terapéutica contra la misma, para remover las células muertas y reducir la grasitud en el cuero cabelludo y el resto del pelo. Por otro lado, también existen métodos naturales que pueden ayudar a disminuir esta afección.

Uno de ellos es el vinagre, debido a que ayuda a reducir la picazón del cuero cabelludo, tiene acción antiséptica y limpia los folículos pilosos para favorecer el crecimiento del cabello. También puede utilizarse aloe vera, ya que posee propiedades antibacterianas y antifúngicas que reducen la presencia de hongos, elimina las células muertas e hidrata el cabello.

El bicarbonato de sodio es otro gran aliado contra la caspa, debido a que elimina los hongos que la producen y ayuda a limpiar en profundidad el cuero cabelludo, favoreciendo la regeneración capilar. Por su parte, el aceite de coco, restaura el cuero cabelludo, reduce la presencia de caspa y alivia la picazón en la zona.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com