El aumento o disminución del peso corporal varía durante el período menstrual y es muy común en las mujeres. Esto se debe a las distintas fases que la mujer atraviesa en su ciclo menstrual en las cuáles suceden cambios que alteran el organismo y en consecuencia el peso.

Existen cuatro fases menstruales: la primera, que transcurre en los primeros 7 días del ciclo, es la menstruación. En ella el útero está más inflamado debido a la acumulación de líquido y sangre. Por tal razón, se puede aumentar un kilo y medio, que es el total de líquidos retenidos, en forma de sangre o líquido intersticial entre las células.

Durante la fase dos, denominada folicular, avanza la producción de las hormonas de estrógeno y progesterona. Esto produce un aumento de peso de un kilo, durante los días 7 y 12. La fase tres, llamada ovulación, sucede en los días del 13 al 15, y en ella, el óvulo es liberado, con lo cual el cuerpo vuelve al peso normal.

La última y cuarta fase, llamada lutea, produce un aumento de progesterona en sangre, que es la hormona encargada de preparar al útero para un posible embarazo y retiene líquidos. En este período el cuerpo vuelve a tener un aumento de peso de un kilo y medio, hasta que vuelve a iniciar la etapa de menstruación.

Leave a Reply

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com