El yoga es una disciplina ancestral originada en la India que combina la actividad física, mental y emocional para beneficiar el organismo. Posee varios beneficios para la vida cotidiana y ayuda a mejorar la salud en general de todo el organismo, al mismo tiempo que es un aliado para aumentar la energía durante las relaciones sexuales.

Varias de las posiciones del yoga contribuyen a incrementar la energía y el deseo sexual, ya que aumentan la fuerza, la tonificación y flexibilidad en determinadas zonas del cuerpo, como el piso pélvico. De esta manera logra intensificar y aumentar las sensaciones de placer durante las relaciones sexuales.

Según los especialistas las mujeres que practican regularmente yoga, tienen un mayor deseo sexual y un aumento de energía durante el sexo. Por otro lado, al actuar directamente en las tres partes, como la mental, física y emocional, los especialistas señalan que tiene la capacidad de potenciar los orgasmos femeninos.

Con respecto a lo físico, esta práctica genera que el cuerpo esté más relajado y flexible durante el sexo. Gracias a sus beneficios, los músculos no se encuentran tensos y la capacidad de percepción y placer se ven incrementadas. Por otro lado, beneficia al suelo pélvico que es una de las zonas más erógenas de la mujer.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com