En teoría, los beneficios y ventajas de ahorrar son muy evidentes para cualquier persona. Es obvio que, si queremos disfrutar un viaje soñado o adquirir nuestra primera vivienda o montarnos en un cero kilómetros, necesitaremos ahorrar para conseguirlo. De niños, en su fábula de la cigarra y la hormiga, Esopo nos educó sobre el valor del trabajo, pero también sobre el ahorro y la previsión.

Sin embargo, diversos factores mantienen a la mayoría de las personas alejadas de la sabia decisión del ahorro. “¿Cómo ahorrar si no me sobra nunca nada?” se excusan algunos. “Desde que salga de esta situación empezaré a ahorrar” prometen otros. “El año que viene sí ahorraré” se mienten todos. Es hora de que hablemos claro sobre cómo ahorrar correctamente para que el hábito encuentre raíces en nuestras finanzas y podamos disfrutar las ventajas que produce prever inteligentemente.

Visualiza un objetivo

Ahorrar” no es una razón si no le pones un apellido. Antes de empezar a ahorrar, debes definir para qué estás ahorrando. Si no le pones nombre propio a tus ahorros siempre encontrarás en qué gastar el dinero. No te dolerá usarlo, ya que “total, solo son ahorros”. Pero si quieres ahorrar para ir de vacaciones o para completar el inicial de tu vehículo, lo pensarás dos veces antes de romper lo que has reunido. Visualizar un objetivo también te motivará, ya que a medida que vas acumulando el dinero tu sueño estará cada vez más cerca y te motivarás a ahorrar más para alcanzarlo más pronto.

Es muy importante que al objetivo le pongas un monto y una fecha, y que establezcas una manera realista de lograrlo. Si deseas ahorrar 100,000 pesos en un año debes saber que tendrás que ahorrar más de 8 mil pesos cada mes. ¿Eso es realista para ti? Si no lo es, debes ajustar tus variables: Añade más tiempo o reduce el monto hasta que llegues a una cuota de ahorro que sea alcanzable.

Coloca recordatorios en lugares clave como la puerta de tu nevera, tu escritorio, en el interior de tu billetera, a fin de que constantemente veas tu meta y te obligues a pensar en ella.

Empieza con poco

Si en el pasado has fracasado con la meta de ahorrar, probablemente fue porque te impusiste una cuota muy agresiva y al poco tiempo de empezar saliste de tu plan y eso te desmotivó. Pasa con las dietas y el ejercicio, no es nada raro que también suceda con el noble ahorro. Es común el consejo de ahorrar el 10% de tus ingresos, y aunque esa es una meta loable, muchas veces es demasiado pesada para quienes empiezan a ahorrar. A fin de crear el hábito, es más sano que al principio te propongas una meta muy fácil de lograr, para que vayas echando raíces. Un proverbio italiano dice: “Chi va piano, va sano e va lontano” (Quien va despacio, va saludable y llega lejos). Cuando acumules varios meses ahorrando sin fallar, ahorra más y ve realizando ajustes sobre la marcha.

 

No esperes más

Muchas personas “esperan el momento adecuado” para empezar a ahorrar. Spoiler alert: Ese momento nunca llegará. Esperar una fecha futura para empezar un buen hábito es una forma de perder momentum. Si ya decidiste empezar, no esperes el 1ro de enero de 2023, no esperes el doble sueldo, no lo dejes para la próxima quincena. Si quieres iniciar en un “momento especial”, inicia hoy, 31 de octubre, pues se celebra el Día Mundial del Ahorro. Pero si lees esto un 23 de mayo, empieza ese 23 de mayo. No postergues más empezar un hábito que te beneficiará de por vida.

Hoy es el mejor día para empezar a ahorrar, y no importa qué día sea “hoy”. Es así de simple.

Póntela difícil

Cuando estás empezando un hábito, una de las mejores medidas que puedes tomar es reducir la cantidad de ocasiones que podrías tener para romper ese hábito. Con el ahorro, suele ser buena idea abrir una cuenta bancaria mancomunada con alguien de tu entera confianza, y que dicha cuenta no ofrezca tarjeta de débito (solo con libreta). De esta manera los retiros requerirán el acuerdo y la firma de ambas personas. Adicionalmente, considera ahorrar en moneda extranjera (dólares o euros). Estas cuentas pagan menor tasa de interés, pero añaden un poco de dificultad para extraer dinero.

Y a la vez, póntela fácil

Aprovecha las funciones de transferencia automática para programar un depósito instantáneo con cada fecha de cobro. De esta forma, estarás ahorrando “en piloto automático” y reducirás la oportunidad de usar ese dinero por equivocación.

Habla de tu meta de ahorro con otras personas, haz un grupo de apoyo donde todos se motiven a ahorrar. Compartir el viaje hace que sea más agradable y te ayuda a resistir cuando tengas tentación de claudicar.

 

https://fuerza943.com/wp-content/uploads/2022/10/interfaz-de-usuario-grafica-sitio-web-06c60fb5.jpg

Infografía

Ahorra sin sufrir

Existen decenas de metodologías para ahorrar, pero una que se ajusta muy bien a personas que empiezan a cultivar este hábito, es el “ahorro escalonado”. Esta técnica propone hacer aportes incrementales cada vez que recibes dinero, de manera que inicias con una suma pequeña, pero a medida que avanza el tiempo, el monto ahorrado aumenta. La ventaja del ahorro escalonado es que ayuda a solidificar el hábito con montos manejables, y ya para cuando los aportes deben ser considerables, te habrás acostumbrado a ello.

Veamos un ejemplo: Supongamos que tu escalón de ahorro serán 50 pesos. ¿Verdad que puedes ahorrar 50 pesos cualquier quincena? Pues tu objetivo será ahorrar solo 50 pesos con el próximo cobro que tengas (¡el de hoy, por ejemplo!). La próxima vez que recibas dinero, ahorrarás 100 pesos. La tercera vez, 150. La cuarta 200. ¿Comprendes? Con cada nuevo pago incrementarás un escalón en tu ahorro. Si haces un ahorro escalonado de 50 pesos, al cabo de un año terminarías con 15000 pesos ahorrados sin sufrimiento. El último aporte al ahorro serían solo 1200 pesos.

¿Te parece que puedes hacer más que eso? Veamos un ejemplo con un escalón de 200 pesos. Primer pago: 200; segundo: 400; tercero 600; cuarto 800. El pago 24 sería de 4,800 pesos y terminarías con 60 mil pesos ahorrados sin dificultad.

Crea tu tabla de ahorro escalonado y ponle las fechas. Imprímela y ponla donde la veas con frecuencia. Ve tachando cada pago a medida que lo haces y al cabo de 12 meses, ¡DISFRUTA TU LOGRO!

 

Ahorrar siempre es una buena idea, pero debes hacerlo correctamente. Define un objetivo claro, realista y lograble en un tiempo apropiado, y usa el ahorro escalonado para conseguirlo. Cuando consigas tu meta, disfruta tu hazaña con plena conciencia de que mereces lo que querías lograr.

¿Estás listo para empezar? 

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com