Las proteínas son macronutrientes indicados en todas las dietas, participando en la producción de hormonas y enzimas y proporcionando energía. Sin embargo, si abusas de su consumo también puede tener consecuencias negativas en tu organismo, tu estado de ánimo y en tu sistema digestivo. Estos síntomas podrían indicarte que estás abusando de ella y deberías revisar tu dieta con tu nutricionista.

Si aumentó tu mal humor o te cuesta concentrarte, podría indicarte un abuso en el consumo de las proteínas y, en consecuencia, en un bajo consumo de carbohidratos y el aporte de azúcar que estos hacen a tu cerebro. Lo ideal es consumir carbohidratos complejos como son las frutas, el arroz integral, la avena y los yogures. La inestabilidad e impaciencia también podrían darte un indicio, emparentadas con tu mal humor y tu desconexión.

Si has subido de peso, también puede ser un indicador de un abuso de proteínas. En general, una dieta proteica puede no solo satisfacer tu apetito, sino que además puede regular tu peso, pero en este caso hablamos de un exceso. Principalmente se da cuando el exceso es en proteína animal o los batidos de proteína.

Otro indicador puede ser el exceso de sed, puesto que un abuso de consumo de proteína puede causarte una deshidratación leve. Esto se debe a que los riñones eliminan todos los excesos al metabolizar y vas al baño a cada rato. Lo propio sucede si notas un ritmo intestinal irregular, poco común, con dificultades.

Por último, el mal aliento también podría indicarte un abuso de ingesta de proteínas. De manera similar funciona con los excesos de sudoración. Ante cualquiera de estos síntomas, consulta tu dieta con un nutricionista.

Leave a Reply

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com