Los últimos años no han sido los más tranquilos para el Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (Conani). La entidad que vela por el bienestar de la niñez en República Dominicana viene atravesando situaciones que ponen en tela de juicio su efectividad para cumplir la misión protectora de los menores. 

Las denuncias de abusos físicos, de fuga de niños de sus hogares de paso y la salida de sus altos cargos directivos en solo dos años, apuntan a una crisis institucional que se agudiza con el cierre de uno de sus centros, luego de la caída, desde un cuarto piso, de una menor de edad.

Esos hechos, que hacen de la entidad foco de cuestionamientos públicos, los califica su directora ejecutiva como aislados, y lamenta que empañen una gestión de transformación institucional que -asegura- han iniciado gracias “a la voluntad política actual” y al rol preponderante que tiene, desde el Gabinete de Niñez y Adolescencia, la primera dama Raquel Arbaje. 

13

empleados de Conani han sido cancelados por los últimos sucesos.

“Con Conani estaba pasando poco, cuando tenía que estar pasando mucho”, dice Alexandra Santelises que, en su función de directora ejecutiva, hace también de vocera de esa entidad desde la renuncia de la pasada presidenta, a finales de julio, y hasta la designación de la nueva incumbente la semana pasada. 

Pero lo que tenía que pasar, explica,  no es necesariamente los hechos que le han ganado los cuestionamientos públicos, sino las acciones para resolver los muchos pendientes que tiene el tema de atención a la niñez vulnerable y que asegura están enfrentando.

Habla de centros de acogida que no cumplían con las condiciones necesarias para atender a los niños que reciben; protocolos de atención que datan de 2007 y que no se actualizan desde entonces; más de 20 organizaciones no gubernamentales que tienen centros de acogida, pero que no están habilitados, y algunas no cumplen con el modelo de intervención que tienen ideado. 

Menciona, también, los retrasos en las evaluaciones médicas de muchos de los más de 1,000 niños, niñas y adolescentes que están bajo el cuidado del Conani.

13 cancelados 

Con un intervalo de menos de dos semanas, en Conani se sucedieron dos eventos lamentables. 

El 30 de agosto, una niña cayó desde una azotea en la que estaba en supuestas actividades recreativas y bajo supervisión de otros adultos. La menor, de 12 años de edad, sigue interna en un establecimiento de salud. Mientras el hecho es investigado por el Ministerio Público, la dirección de Conani decidió cancelar a algunas de las personas  responsables directas de la menor al momento del suceso. 

“Esos incidentes aislados han generado una exposición en los medios que no es la que preferimos y… aprovechamos para comentar lo que sí hacemos” Alexandra Santelises Ejecutiva Conani

El 9 de septiembre se hizo público un video en el que se observa a varias niñas saliendo en horas de la noche del hogar de paso que tiene el Conani en la avenida V Centenario, en el Distrito Nacional.

Las que se escaparon fueron ocho adolescentes en total que, según la institución,  fueron localizadas y retornadas a otros centros de paso o a sus familiares. Al mismo tiempo, también se ordenó una investigación que profundice en las razones por las que habiendo dos agentes de seguridad militares, las menores lograron romper la puerta y salir.

Alexandra Santelises dice que en total son 13 las personas desvinculadas de la institución por ambos episodios y, aunque ellos tienen videos y sus propias indagatorias sobre lo ocurrido, prefieren no dar más detalles y esperar los resultados de la investigación.

Previamente, ya el Conani habría sido objeto de atención pública por la destitución, el 8 de octubre de 2021, de su presidenta ejecutiva, Paula Disla, designada mediante el Decreto 410-20, en agosto de 2020. En su lugar fue designada Ana Cecilia Morún Solano, quien renunció al cargo en julio pasado para atender a cuestiones personales, según explicó. 

Expandir imagenhttps://fuerza943.com/wp-content/uploads/2022/09/casa-en-frente-de-un-edificio-3cec4f96.jpg

Infografía

Conani ha tenido tres directoras en dos años.

 El cargo quedó en manos de Luisa Isabel Ovando, una médica gastroenteróloga que fue posesionada el 15 de septiembre.

Pero los ruidos en Conani se escuchan desde hace más tiempo. De un centro de Jarabacoa, seis niñas salieron irregularmente en 2016, aunque fueron retornadas al hogar de paso poco después, poniendo de relieve una realidad que la propia Santelises admite. 

“Las salidas (de los niños y niñas) se dan, no podemos decir que no ocurren”. Lo explica en el hecho de que los centros no son cárceles y en que muchos de los que llegan son adolescentes en situaciones de mucha vulnerabilidad y lo manifiestan con ira y gritos de no querer estar ahí. 

Gestión

Al hablar sobre la forma de gestión del Conani, Santelises dice que se trata de una gobernanza desafiante, con dos cabezas importantes: el Directorio Nacional y el Gabinete de Niñez y Adolescencia. Desde su origen, esa entidad ha estado vinculada a la sombrilla de la primera dama, con o sin Despacho, aunque en la actualidad es dependiente del Ministerio de la Presidencia. 

 El Conani se crea en 1978, mediante el Decreto 426 y como iniciativa de la primera dama de entonces, Renée Klang de Guzmán. Con la Ley 136-03, se crea el Directorio Nacional del Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (Conani), “como máxima autoridad de decisión del mismo”. 

Doce entidades conforman ese directorio que queda bajo la coordinación y presidencia del Conani, pero que integran los ministerios de Educación, Salud Pública, de la Mujer y de Trabajo, además de la Procuraduría General de la República, la Liga Municipal Dominicana y representantes de ONGs que trabajen el tema infantil, de la Iglesia Católica y las evangélicas, del sector empresarial y del sindical.

Pero Conani también queda bajo la sombrilla del Gabinete de Niñez y Adolescencia que, de manera honorífica, preside la primera dama Raquel Arbaje, y lo componen varias de las entidades que conforman el Directorio.  El Gabinete no sustituye al Directorio, sino que es un complemento, además de ser, en la persona de la primera dama, un impulso para la ejecución de las políticas que ha planteado la entidad. 

Aumentan el presupuesto y los programas

Según Santelises, desde Conani trabajan en la promoción de políticas de prevención de uniones tempranas, que articulan desde el Gabinete de Niñez. También señalan el trabajo que realizan en 20 territorios con programas de crianza positiva, proyectos de vida y el abordaje del tema de la educación sexual en valores. En febrero de este año presentaron el Modelo de Intervención para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes (NNA) en Situación de Calle y Movilidad en Espacio Público. Otro trabajo que cita es el establecimiento de un plan de cobertura de primera infancia, para atender las necesidades de salud de los niños y niñas. Desarrollar esas acciones implica una mayor inversión y, de acuerdo con los datos estadísticos que aportan, han hasta duplicado algunas partidas. De los 10 centros de acogida o paso que tiene el Conani, nueve han sido readecuados para mejor la atención que se dan a los más de 500 niños, niñas y adolescentes que se encuentran en ellos. Solo este año, destinaron RD$333 millones para el mejoramiento de sus hogares de paso. En 2021 el monto, para esos fines, fue de RD$142 millones y en 2020 de RD$128 millones. El presupuesto general de Conani para este año es de RD$2,253 millones de pesos. En el 2021 fue de RD$1,839.0 millones.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com