Las hierbas, especias y condimentos tienen una versatilidad enorme de usos en la cocina cotidiana. Le agregan sabor, aroma y color a las comidas y pueden usarse en todo tipo de platos.

Una de sus ventajas es que perduran mucho tiempo y no caducan, sino que tienen una fecha de consumo preferente. Dependiendo el tipo de especia, el procesamiento y el almacenamiento, algunas pueden durar mucho tiempo en la alacena. Aquí te damos algunos consejos para preservar sus propiedades.

A la hora de comprar las especias, siempre es preferible comprarlas enteras y no molidas, ya sean hojas, semillas o granos. Al no estar procesadas, mantienen sus propiedades por más tiempo. Las especias puedes triturarlas con un molinillo de café en tu casa.

Siempre debes guardarlas en frascos de cristal, tapados y sin luz directa. Si los vas a dejar fuera de la alacena, es preferible que los frascos sean opacos. Lo ideal es que estén en un espacio oscuro, fresco y seco y alejados del horno, hornallas o artefactos que emanen calor.

Para usarlas, procura no acercarlas al vapor y usar siempre cucharas o utensilios secos para no humedecerlos, porque se afectará su aroma. Las plantas y hierbas como la albahaca, la menta, la salvia, el perejil o el romero pueden durar hasta 2 años.

Las especias en polvo como el curry, la paprika o la cúrcuma también pueden durar hasta 2 años, pero en granos o semillas pueden durar hasta 4 años, como las ramas de canela, el clavo de olor o las semillas de cardamomo.

Leave a Reply

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com