Al menos cuatro personas son perseguidas por la Policía por su supuesta vinculación con el asesinato la noche del pasado viernes de un comerciante de 53 años de edad en el sector Los Tocones al noroeste de Santiago.

Expedito de Jesús Fernández Colón fue estrangulado en su residencia para despojarlo de mercancía, dinero en efectivo y otras pertenencias.

La Policía identificó al principal sospechoso del crimen como Kendry, nacional haitiano.

La subdirectora del distrito municipal Los Cocos de Jacagua, Brenda Fernández, era hija del malogrado comerciante. La funcionaria municipal condenó el crimen de su padre que, asegura, fue planificado por Kendry y sus compatriotas.

“Él era tratado prácticamente como si fuera un hijo, mi papá le dio comida, le tendió la mano, le compró un motor, era una de las personas que siempre estaba con él”, manifestó Brenda Fernández.

La funcionaria sostiene que los que mataron a su padre eran haitianos, coordinados por Kendry y asegura que, además de planificar y consumar el crimen, huyeron con dinero de su padre y otras pertenencias que aún no precisan.

Las manos del comerciante, donde tenía laceraciones y rasguños, evidenciaron que forcejeó con sus verdugos para evitar que lo ahorcaran con el alambre que luego fue encontrado en su cuello.

“Él era de la confianza de mi padre, pero desde que mi papá le prestó un dinero y él se negaba a pagarle, tenían ese inconveniente”, reveló la hija.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com