Vengo de una época donde las mujeres tenían que aprender a coser, tejer y bordar; es más, era un requisito para ser una “mujer completa”, decía mi abuela. Crochet, ganchillo, macramé… seguro que esta técnica te transporta a la época de los años 60 con aquellas prendas protagonistas de la moda hippy. Y sin embargo, cuando ya ni nos pasaba por la mente utilizar este tipo de tejidos, la pandemia y el confinamiento la rescató del pasado. Además su versatilidad y sostenibilidad convierten al crochet en nuestra tendencia favorita este verano.

La fiebre por el crochet, el ganchillo o el punto comenzó a tomar fuerza en redes sociales en 2020, cuando el cantante Harry Styles lució un cárdigan hecho a mano de JW Anderson. Anderson quiso promover la idea de la artesanía y la elaboración durante un período en el que todos estábamos atrapados en casa sin nada que hacer.


Ella Emhoff
, hijastra de Kamala Harris, acostumbra a apostar en Instagram por numerosas prendas y accesorios de crochet, especialmente de la firma Memorial Day, con un estilo muy personal, utilizando su talento para causas sociales.

Gracias a este auge, numerosos amantes de la moda se han animado a rescatar las agujas de tejer, tal y como hacían nuestras madres y abuelas, creando piezas únicas, rescatando el valor de lo artesanal. Tanto así que se ha convertido en un must have sobre las pasarelas, donde el crochet se ha dejado ver especialmente en vestidos de tirantes, tal y como propone Valentino.

El caso de Bottega Veneta este verano es, de hecho, el mejor ejemplo de una colección en la que casi “todo” está elaborado utilizando este tipo de técnica.

Como hemos visto, Valentino también lo explora en vestidos, chaquetas con motivos y jerséis de punto más abiertos que dejan entrever la piel.

Las versiones más clásicas las encontramos en Fendi, que tiene una propuesta de verano en crochet para bolsos, zapatos y calcetines.

El color blanco o el crudo, como este que luce Sara Carbonero, son dos de las máximas a la hora de abordar este tipo de técnica, pero el verano 2021 lo lleva un paso más allá con prendas de colores pastel.

Zara y Mango también se unen a la tendencia, con propuestas de bolsos, blusas y hasta trajes de baño.

La autora, Marisol Almonte, es psicóloga, certificada como asesora de imagen y creadora del blog liderandocontacones.wordpress.com

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com