Se recomienda que todas las personas, niños y adultos, tengan un chequeo anual con el médico de cabecera, independientemente de todas las otras consultas que surjan durante el año. Con un chequeo general se pueden prevenir y atender diferentes tipos de situaciones. Nunca deberías dejar de hacerles estas preguntas a tu médico en el chequeo anual.

Controla tus niveles de colesterol malo, puesto que si estos niveles están altos pueden provocar muchos daños, principalmente problemas cardíacos muy graves. Es menester que siempre los revises para prevenir derrames cerebrales, ataques cardíacos y muertes prematuras.

Chequea siempre tu presión arterial. Si es alta, también debes atender esto junto a tu médico para reducirla.

Controla tus medicamentos. Si tomas medicamentos de manera recurrente, consulta si debes seguir con las mismas dosis, aumentarlas o reducirlas. También es importante chequear sus efectos secundarios.

Pregúntale honestamente a tu médico si hay actividades que deberías evitar. No hablamos de lo que todo el mundo sabe, cómo evitar beber en exceso o fumar, pero hay situaciones específicas que cada médico debe atender con cada paciente en particular.

Controla la tiroides, porque es esencial que tu médico chequee su correcto funcionamiento. Esta glándula produce hormonas que mantienen tu organismo en funcionamiento y si algo falla, puede causar graves fallas generales.

¡Revisa siempre todos tus lunares! Si has notado que alguno ha cambiado su color, su forma, o que ha aparecido alguno nuevo no dudes en preguntarle para que lo chequee.

Leave a Reply

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com