La Procuraduría General de la República llevó a cabo este jueves operativos simultáneos en el Distrito Nacional y la provincia de La Altagracia, en la región este, en los cuales detuvo a varias personas y rescató a decenas de víctimas de explotación sexual.

En uno solo de los edificios y establecimientos allanados, ubicado en Gascue, Distrito Nacional, fueron apresadas al menos tres personas y, según fuentes del Ministerio Público, 36 mujeres fueron liberadas, las cuales eran sacadas del lugar con sus rostros ocultos e introducidas en un autobús por miembros del Ministerio Público para trasladarlas a un lugar desconocido por su seguridad.

Diario Libre pudo ver cuando veinte de las chicas eran sacadas por las autoridades, encabezada por el fiscal Miguel Crucey, quien no ofreció detalles a la prensa sobre la labor que realizaron.

Otros locales allanados fueron los hoteles Residence y Oscar, ubicados en la calle Danae, del mismo sector capitalino.

Hace dos semanas que el Departamento de Estado de Estados Unidos emitió un informe en el que coloca al país como una de las naciones que “no cumple a cabalidad con las normas mínimas” para erradicar la trata y el tráfico de personas.

Estados Unidos, no obstante, reconoció que República Dominicana hace esfuerzos para eliminar ese flagelo que afecta a niñas y mujeres, principalmente.

Según personas que se acercaban para ver cómo se desarrollaba la labor de los peritos de la Procuraduría y de los agentes y militares, fuertemente armados, el edificio de apartamentos objeto del operativo en la calle Juan Sánchez Ramírez, es utilizado desde hace años para la prostitución de jóvenes, sobre todo extranjeras, que brindan sus servicios también a domicilio.

Una señora, que se identificó como Elizabeth Llaugel y que dijo renta apartamentos amueblados, cuestionó la medida de las autoridades, la que calificó como “un atropello”.

Sostuvo que depuran a los inquilinos, pero que no dan seguimiento a lo que hacen las personas en su intimidad.

“Depuramos, pero no sabemos qué hacen las personas en la intimidad. Desde 1989 se alquilan apartamentos amueblados”, dijo Llaugel.

Dijo que no es responsable de las personas que fueron detenidas en el edificio.

Durante todo el día, los militares y policías sacaban cajas negras en las que se presume llevaban recopiladas evidencias, así como las maletas y utensilios de las mujeres, estas últimas para llevarlas al autobús en donde se trasladó a las víctimas.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com