Descendientes de las hermanas Mirabal, asesinadas brutalmente el 25 de noviembre de 1960 junto a su acompañante Rufino de la Cruz durante la dictadura de Trujillo, se comprometieron este jueves a seguir trabajando para construir un país más justo, inclusivo, de respeto e igualdad en derechos, sin ningún tipo de violencia, como lo soñaban las Mariposas.

Manolo y Minou Tavárez Mirabal, hijos de los líderes de la resistencia Manolo Tavárez Justo y Minerva Mirabal, destacaron que sus parientes murieron luchando para convertir esos sueños en realidad.

Minou Tavárez aseguró que aún falta mucho por recorrer en la República Dominicana para hacer efectivo que las leyes existentes garanticen la vida y la integridad de las mujeres.

Sin embargo, Minou reconoció que existen importantes avances.

Manolo Tavárez, quien es presidente de la Fundación Hermanas Mirabal, llamó a la población a continuar el legado de las Muchachas, como también eran llamadas las Hermanas Mirabal.

Expresó su satisfacción por encontrarse en Salcedo, provincia Hermanas Mirabal, con la peregrinación que años tras años realizan cientos de personas el 25 de noviembre para renovar el compromiso de lucha por la libertad y los valores que exigían las Mirabal.

Manolo y Minou Tavárez Mirabal hablaron en el Museo Hermanas Mirabal durante los actos por el 61 aniversario de ese crimen, atribuido a la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo.

Las tres hermanas fueron asesinadas por la tiranía Trujillista el 25 de noviembre de 1960 en la Cumbre, provincia de Santiago, cuando regresaban de Puerto Plata rumbo a Salcedo, luego de visitar la cárcel para ver a sus esposos que se encontraban presos.

Los cuerpos de las dominicanas Minerva, Patria y María Teresa Mirabal fueron hallados en el interior de un jeep hundido en un barranco.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com