Catorce fosas clandestinas fueron encontradas en el estado mexicano de Sonora, anunciaron el miércoles las autoridades.

Todas contenían huesos, algunos de ellos calcinados, así como cadáveres en estado de descomposición, según la Fiscalía General de Justicia de esa entidad del norte del país, fronteriza con Estados Unidos.

Los investigadores dijeron que aún no pueden determinar el número de cadáveres, aunque rara vez los cárteles del narcotráfico se toman la molestia de cavar más de una fosa para deshacerse de un solo cuerpo. Así, el número de víctimas probablemente es de 14 por lo menos.

Grupos de personas que buscan a sus parientes desaparecidos descubrieron el tiradero de cadáveres en un área de matorrales, cerca de una carretera al oeste de Hermosillo, la capital estatal.

Sonora ha sido escenario de una guerra por el control de territorios entre grupos delictivos que involucran a facciones del Cártel de Sinaloa, aliados del Cártel Jalisco Nueva Generación y un grupo aliado con el narcotraficante prófugo Rafael Caro Quintero.

El anuncio tiene lugar un día después de que la policía descubriera tres cadáveres más colgados de un puente para vehículos en el estado de Zacatecas, en el centro del país, donde otros 10 cuerpos fueron encontrados la semana pasada.

La Secretaría de Seguridad Pública del estado de Zacatecas indicó en un comunicado que los tres cadáveres fueron hallados el martes en la localidad de San José de Lourdes.

Zacatecas también es escenario de la disputa por el control de territorios entre cárteles del narcotráfico. Hace una semana, 10 cadáveres —nueve de ellos colgados de un paso elevado_, fueron encontrados en otra localidad, Ciudad Cuauhtémoc, a unos 550 kilómetros (340 millas) al norte de la Ciudad de México. El décimo cuerpo fue hallado sobre el pavimento. Todas las víctimas eran hombres.

El Cártel de Sinaloa y el Cártel Jalisco Nueva Generación se disputan a sangre y fuego el control en el estado, que es punto importante para el tránsito de drogas —en especial del potente analgésico sintético fentanilo— hacia Estados Unidos.

Los cárteles suelen hacer estas exhibiciones de cadáveres para mofarse de sus rivales o las autoridades y aterrorizar a los habitantes locales.

En los primeros nueve meses del año, México registró más de 25,000 homicidios, 3,4 % menos que en el mismo periodo de 2020, según cifras oficiales.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com