Las autoridades colombianas dieron al traste con una red de extorsión compuesta por presos, funcionarios y civiles que operaba en la cárcel La Picota, donde se encuentra recluido el dominicano César Emilio Peralta alias César el Abusador, acusado de liderar una red de narcotráfico.

De acuerdo al medio Noticias Caracol, durante un operativo que consistió en revisar las celdas en la referida cárcel ubicada en Bogotá, Colombia, el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), del Gaula de la Policía y militares incautaron casi 400 celulares, mil armas blancas y cerca de 10 cuadernos donde los extorsionistas carcelarios llevaban la contabilidad de sus “jefes”.

En uno de esos cuadernitos, los investigadores afirmaron que leyeron la relación que realizó uno de los reclusos donde se apreciaba que en un día llegaban a acumular hasta 10 millones de pesos colombianos producto del acto delictivo.

Además, durante el operativo hallaron alrededor de 100 documentos que eran leídos por los extorsionistas para engañar a sus víctimas cuando las llamaban por teléfono.

El reporte detalla que los agentes encontraron la base de datos de casi mil personas extorsionadas, entre ellas información personal de extranjeros.

La temática del robo era que los extorsionadores se hicieran pasar por funcionarios de los bancos de sus respectivos países.

“El delito traspasó fronteras y crean estrategias como el falso préstamo. Contactan a la víctima a través de una aplicación y le prometen préstamos con bancos del extranjero en países como Ecuador, Perú, Chile, República Dominicana, México, Estados Unidos, Panamá y Canadá”, dijo un investigador del Gaula de la Policía al medio colombiano.

Las víctimas solicitaban un préstamo al falso asesor del banco. Los desaprensivos le pedían el depósito de 100 dólares antes de “entregarle” el dinero solicitado, que oscilaba entre 500 y 600 dólares”.

Utilizaban civiles

El dinero que las víctimas enviaban para recibir el falso préstamo era recibido por civiles que prestaban sus nombres y documento de identidad a cambio de un porcentaje del “negocio”, añade la investigación.

“Para que estos les recluten estas personas en ciudades o pueblos populares donde hay difícil acceso de estudio, viven condiciones precarias, y estas personas prestan sus nombres, su número de cédula para hacer ese cobro de ese dinero y ganarse un porcentaje de la cuantía que logran obtener a través de los dineros ilícitos”, reveló.

Para desarticular la banda, el Inpec adoptó medidas como infiltrar parte de sus agentes a las cárceles, convidar a los internos a denunciar y realizar operativos.

Por este caso hay varios civiles y funcionarios de Colombia en investigación.

Involucrado en muerte de un preso

César Emilio Peralta, alias César el Abusador, ha sido noticia este jueves, luego que el periódico El Tiempo, de Colombia, revelara que las autoridades lo judicializaron por su presunta participación en la muerte a golpes de un reo en la prisión La Picota, donde espera su posible extradición a Estados Unidos, por acusación de narcotráfico.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com