SD. La procuradora general de la República, Miriam Germán Brito, reveló que en los últimos días el Ministerio Público detectó acciones que comprometían la seguridad de las diligencias realizadas en el contexto de la Operación Coral.

Precisó que los fiscales aportan su tiempo y su pericia a la lucha contra la corrupción administrativa conscientes del desafío que enfrentan y se mantienen trabajando sin que ningún incidente o acción haya detenido sus indagatorias en los distintos casos bajo investigación.

Explicó que la Dirección de Persecución del Ministerio Público y la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca) continúan sus labores, bajo la dirección de los procuradores adjuntos Yeni Berenice Reynoso y Wilson Camacho y con todo un equipo comprometido con la construcción de un país sin impunidad. “En los últimos días el Ministerio Público detectó acciones que comprometían la seguridad de diligencias que se realizan en el contexto de la Operación Coral”, dijo Germán Brito, a través de un comunicado.

En el expediente del caso Coral figuran como encartados el mayor general Adán Cáceres Silvestre, quien dirigió durante varios años el Cuerpo de Seguridad Presidencial, la pastora Rossy Guzmán Sánchez, el cabo policial Tanner Antonio Flete Guzmán, hijo de la religiosa; el coronel policial Rafael Núñez de Aza, el sargento de la Armada Alejandro José Montero Cruz y el mayor del Ejército Raúl Alejandro Girón Jiménez.

Al grupo se le atribuye defraudar al Estado.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com