El anuncio del Ministerio de Educación de que subsidiará con bonos de 500 dólares la escolarización de los estudiantes que no tienen cupo en el sistema público ha sido bien valorada por diversas instituciones vinculadas con el sector.

Aunque las autoridades no han explicado el mecanismo mediante el cual aplicará la contribución para que los que quedaron fuera de los centros educativos públicos estudien en instituciones privadas, se considera una medida positiva, sensata y pragmática.

Otros tienen sus reservas de cómo podría ejecutarse este programa para que ningún niño se quede fuera de las aulas, por la complejidad que implica.

La Asociación de Instituciones Educativas Privadas (Ainep), entiende que la decisión del Minerd es positiva y más sensata que alquilar espacios que posiblemente no tienen las condiciones para que se imparta docencia y habría que crearlas, lo cual tomaría tiempo.

Jorge Luis Peláez considera que, si hay colegios que tienen el espacio o cupo, lo más lógico es que traten de insertar esos estudiantes que por falta de espacio no pueden ser inscritos en las escuelas públicas.

En ese sentido, informó que a solicitud del Minerd, entidad que preside ha brindado su apoyo para canalizar el levantamiento de información con las Instituciones Educativas Privadas (IEP) a fin de determinar la disponibilidad de cupos por grados y niveles educativos.

“La Ainep se ha mostrado en plena disposición de las autoridades del MINERD y con toda nuestra membresía, para que de manera voluntaria cada Institución Educativa Privada determine directamente con sus respectivas regionales educativas, la viabilidad de coadyuvar a los objetivos delineados ante la sobre demanda que actualmente tiene el gobierno dominicano en los planteles escolares”, explicó.

“Es bueno resaltar que un estudiante en el sector público le cuesta al estado aproximadamente 100,000 pesos anuales por lo que con esto estarían teniendo un ahorro y lo más importante que ningún niño se quede fuera del aula por circunstancias que a veces no controlan como los movimientos de estudiantes o en otros casos lamentablemente falta de planificación”, explicó a Diario Libre.

Para Acción Empresarial por la Educación (Educa), es una solución adecuada y pragmática y con esto el ministro de Educación está haciendo honor al concepto de que el sistema educativo es uno solo que tiene oferta pública y oferta privada de servicios educativos.

Darwin Caraballo, director ejecutivo de la entidad, manifiesta que la solución de facilitar un bono a estudiantes de bajos ingresos para acceder a cupos en la educación privada, está dada la falta de oferta pública en algunas localidades del país que están presionando el aumento de la matrícula de los centros educativos públicos.

“Sobre el particular hay que tener dos puntualizaciones, la primera es que el costo de esta bonificación sea menor o igual al costo que representa para el presupuesto educativo cada estudiante, la segunda puntualización es que se debe exigir a la familia y al estudiante la contraprestación por este esfuerzo que hace la sociedad dominicana de darle esa posibilidad de beca en un centro educativo privado”, expresó Caraballo.

La ADP tiene sus reservas

El presidente de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), Eduardo Hidalgo, entiende que debe pensarse en una solución definitiva como terminar las escuelas que están en diversas etapas de construcción.

De acuerdo al dirigente gremial, unos 118 mil adolescentes y jóvenes de secundaria y otros 240 mil del nivel inicial y primario no han podido inscribirse en los centros educativos públicos.

Considera que los bonos para 100 mil cupos no resuelven el problema si se quedan atrás otros 200 mil, por lo que insistió en que eso se soluciona con la terminación de las escuelas que tienen años paralizadas.

Sugirió al Minerd aprovechar unos 1,500 colegios que cerraron durante la pandemia de COVID-19, pues pudieran funcionar temporalmente para cubrir la demanda de la sobrepoblación estudiantil que en la actualidad no encuentra cupo en las escuelas.

Falta de planificación

Juan Ariel Jiménez, exministro de Economía, Planificación y Desarrollo opinó que la nueva gestión heredó el problema de la falta de planificación que ha caracterizado estos dos años del gobierno del PRM y que es una falla tanto del Ministerio de Hacienda en la parte presupuestaria, como del Ministerio de Educación en la parte de ejecución del presupuesto.

“Como no se ha trabajado en la terminación de las aulas que se tienen, incluso con más de un 70 % de avance y por el incremento natural de la población estudiantil por el crecimiento poblacional, entonces se están viendo con esta situación de que en algunas localidades no hay cupo suficiente para los estudiantes”, señaló.

Jiménez entiende que la respuesta ideal hubiese sido planificar con tiempo y hacer las construcciones y las terminaciones de esas aulas, pues así no tendría que aplicarse la medida de los bonos. También considera que otra opción hubiese sido implementar la doble tanda en algunas localidades en específico, como excepción y no como regla.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com