¿Usas perfume? Debes tener en cuenta que esta es una sustancia química, que si bien no nos hace daño al aplicarnos en ciertas zonas del cuerpo, en otras podría llegar a dañarnos.

Las mejores zonas para colocarte el perfume son las muñecas y el cuello. Unas simples gotas serán suficientes para impregnarnos de su olor y que este no resulte demasiado pesado para los demás ni para nosotros.

En el caso del perfume, con un par de gotitas o una vez que nos apliquemos el spray será suficiente. Al echarnos sobre el cuello y las muñecas estaremos poniéndolo en las zonas donde mejor se reparte el olor, quedan más expuestas y el perfume no puede hacernos daño.

¡Nunca debes aplicarte perfume en las axilas! Mucho menos hacerlo a modo de desodorante y muchísimo menos, si te has depilado recientemente, porque la piel estará mucho más sensible.

Siempre lejos de los ojos. Lo más cerca que puede estar del rostro es el cuello. Si esta sustancia entra en contacto con los ojos puede llegar a irritarlos gravemente, por lo que nunca debemos echarnos en la cara o por encima de la cabeza. Si queremos que el cabello huela bien, existen productos que podemos ponernos en el pelo. El perfume puede estropearlo y hacer que cambie su tonalidad si lo llevamos teñido, debido a su fuerte composición química y alcoholes.

Por último, y aunque parezca una obviedad, no debes echarte perfume en los genitales. Es muy peligroso, puesto que es una de las zonas más sensibles, por la cual han inventado jabones hipersensibles con tal de no dañarla. Si nos hemos depilado esta zona al aplicarnos perfume generará quemaduras en algunos casos graves.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com