" alt=""/>

El carcelero y torturador del Jemer Rojo camboyano, Kaing Guek Eav, alias Duch, murió este miércoles a los 77 años en Nom Pen mientras cumplía una cadena perpetua por crímenes contra la humanidad, tortura y asesinato.

Duch, el primer jemer rojo condenado por los crímenes del régimen genocida del Pol Pot (1975-1979), padecía problemas graves en los pulmones y fue ingresado el pasado lunes en el Hospital de la Amistad Jemer-Soviética, donde falleció poco antes de la una de la madrugada.

El cadáver de Duch, un antiguo budista que se convirtió al cristianismo evangelista en los años 1990, fue trasladado al templo Chak Angre Krom de Nom Pen para ser incinerado, según los medios locales.

Youk Chhang, director ejecutivo del Centro de Documentación de Camboya, recordó que la muerte de Duch ha coincidido con una festividad budista y agregó que espera que sirva para unir a los camboyanos y recordar a las víctimas del régimen maoísta del Jemer Rojo.

“Su muerte es un recordatorio para todos de que si cometes crímenes contra la humanidad, serás condenado hasta tu muerte”, manifestó Youk Chhang, según el diario “Phnom Penh Post”.

Duch, que llegó a mostrar su arrepentimiento durante el juicio aunque luego trató de buscar clemencia al alegar que solo había seguido órdenes, fue responsable de la tortura y muerte entre 12,000 y 16,000 personas en Tuol Sleng (TS-21), una escuela de la capital convertida en prisión y centro de tortura.

Antiguo profesor de matemáticas, Duch documentó minuciosamente los prisioneros que ingresaban en la cárcel, que ahora es un museo de la memoria en el que se exhiben las fotografías de las víctimas y las celdas donde eran torturadas.

La mayoría de los guardas eran adolescentes a los que Duch indoctrinaba para torturar aprovechando la facilidad para manipularlos.

Hombres, mujeres y niños eran torturados y obligados a firmar confesiones falsas en TS-21. Los que no morían durante las torturas eran asesinados en los macabros campos de exterminio y enterrados en fosas comunes.

Tras la caída del Jemer Rojo, Duch vivió en el anonimato pero fue detenido en 1999 y en 2007 acusado formalmente por las Cámaras Extraordinarias de las Cortes de Camboya (CECC), un tribunal especial auspiciado por la ONU.

Fue sentenciado a 30 años de cárcel en 2010, condena que fue elevada a cadena perpetua en una vista de apelación dos años más tarde.

“Insisto en decir que soy responsable del sufrimiento de personas en el S-21 (…) Pido perdón por las almas de las personas que murieron en el S-21 y pido a las víctimas que acepten mis excusas y que me concedan su perdón”, aseguró durante la vista de apelación.

Sin embargo, las víctimas criticaron que después sus abogados pidieran su liberación al alegar que no era un dirigente destacado del Jemer Rojo y solo se limitó a cumplir órdenes.

El Jemer Rojo, un grupo maoísta que quería abolir la propiedad privada e implementar una utopía agraria, tomó el poder en 1975 y e impuso un régimen represor hasta que fue expulsado en 1979 por tropas vietnamitas, que también eran comunistas pero del bando soviético.

Unas 1,7 millones de personas murieron debido a las purgas, las hambrunas y el maltrato durante el Jemer Rojo, liderado por el hermano “número uno”, Pol Pot, que falleció en 1998 en la selva norte de Camboya.

El tribunal auspiciado por la ONU se puso en marcha en 2006 y, además de la condena contra Duch, sentenció a dos cadenas perpetuas en 2014 y 2018 a dos de los máximos responsables del Jemer Rojo, Nuon Chea y Khieu Samphan.

En la segunda condena contra Nuon Chea, el “número dos”, y Khieu Samphan, exjefe del Estado, el tribunal reconoció por primera vez la comisión de genocidio por parte del Jemer Rojo contra las minorías vietnamita y la musulmana cham.

Nuon Chea falleció el año pasado, mientras que otros cabecillas del régimen, Ieng Sary y Ieng Thirith, murieron en 2013 y 2015, respectivamente, antes de ser sentenciados.

Pol Pot murió en el último bastión de la guerrilla maoísta en el norte de Camboya, prisionero de sus propios seguidores y meses antes de que estos acordaran su disolución en negociaciones con el Gobierno central.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com