El ejército estadounidense está buscando bases de repliegue en Arabia Saudita para evitar que sus tropas desplegadas en el país se conviertan en objetivos evidentes en caso de tensiones con Irán, aseguró el jueves un alto funcionario militar estadounidense.

“No estamos buscando nuevas bases. Quiero ser claro al respecto”, dijo el general Kenneth McKenzie, jefe del comando central del ejército estadounidense (Centcom), durante una gira por Medio Oriente.

“Queremos poder desplazarnos hacia otras bases en periodo de alto riesgo”, precisó a los periodistas que le acompañan.

“Son cosas de cualquier planificador militar prudente haría para aumentar su flexibilidad y para que resulte más difícil al adversario atacar”.

El general McKenzie visitó el mes pasado Arabia Saudita para evaluar con las autoridades saudíes la posibilidad de utilizar ciertas bases militares saudíes en el oeste del país para que sirvan de repliegue a las fuerzas estadounidenses en caso de tensiones con Teherán.

El diario The Wall Street Journal informó sobre proyectos de puertos y bases aéreas en el desierto occidental del reino, que el ejército estadounidense busca desarrollar como posiciones para utilizar en caso de una eventual guerra con Irán.

A finales del año pasado, el ejército estadounidense desplegó el portaaviones USS Nimitz en la región y sobrevoló la zona con dos bombarderos B-52.

Esta demostración de fuerza estaba destinada a disuadir a Irán de un eventual ataque contra las fuerzas estadounidenses con ocasión del primer aniversario del asesinato por parte de Estados Unidos del poderoso general iraní Qasem Soleimani.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com