Para el doctor Elbi Morla Báez, pediatra endocrinólogo, el uso de esteroides en menores que practica béisbol, principalmente, ocasiona daños futuros de consecuencias incalculables, acción que considera que en la mayoría de los casos se practica en el país por personas a las que identificó como “preparadores”, que venden luego sus productos a las Grandes Ligas.

Estimó que la acción constituye “un engaño y un abuso contra los menores”, por lo que se mostró partidario de que se creen los protocolos para enfrentar y someter a aplicar sanciones a quienes se dedican a esa práctica.

El doctor Morla Báez hizo los señalamientos en un conversatorio sobre uso de sustancias en jóvenes prospectos a peloteros, en el salón del Viceministro de Salud Colectiva del Ministerio de Salud, donde estuvo presente también la licenciada Olga Diná, procuradora general de la Corte de Apelación y Directora Nacional de Niños, Niñas, Adolescentes y Familia.

El uso de esas sustancia afecta a largo plazo y como consecuencia, puede provocar disminución en los órganos reproductivo en el varón, afirmó el doctor.

La doctora Diná expresó la necesidad de convocar a todos los envueltos en la problemática, a los fines de estructurar medidas dirigidas a enfrentarla, estableciendo correctivos preventivos y correctivos, con las sanciones necesarias en los casos comprobados que así lo ameriten.

El doctor Morla Báez fue enfático al señalar que el uso de sustancia interfiere con el desarrollo normal del niño y crea situaciones que afectan su desarrollo normal.

Entre los endocrinólogos pediatras hay preocupación debido a que en muchos casos los padres se convierten en cómplices de los preparadores y piden le sea recetada sustancia para mejorar crecimiento, sin pensar el riesgo de salud.

Aunque no expresó cifras, lamentó que en los casos de jugadores de béisbol firmado para el profesionalismo, su nivel de progreso es mínimo, lejos de la proyección al ser firmado, por lo que afirmó que los equipos de las Grandes Ligas son engañados por los preparados, a quienes señaló como los principales auspiciadores de la práctica.

“No hay controles en el inicio de la carrera de esos infantes, y en el peor de los casos, los padres promueven ese tipo de acción, en busca de una firma que le garantice un cambio en su economía, sin medir las consecuencias, el grado de peligro al que someten a sus hijos”, afirmó el doctor Morla Báez.

Como parte del consumo en los “kits” que se ofrece a los infantes está el winstrol (estanozolol) y clomifeno.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com