El año pasado, 3,422 personas se contagiaron con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) en República Dominicana, por lo que la cifra de personas viviendo con sida en el país ascendió a 74,995, según datos ofrecidos por el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre VIH y Sida (Onusida).

A través de un comunicado de prensa, Onusida explicó que de las 74,995 personas infectadas en el país 73,621 eran adultos y 1,374 niños y niñas. Mientras que, 1,851 personas fallecieron a causa de enfermedades relacionadas con este virus.

Las cifras son ofrecidas en el marco de la conmemoración este 1 de diciembre del Día Mundial del Sida 2021, que este año se realiza bajo el lema “Poner fin a las desigualdades. Poner fin al sida. Poner fin a las pandemias”.

En ese sentido, la directora de Onusida en el país, Bethania Betances, explicó que el lema de la campaña se sustenta en la estrategia mundial contra el sida 2021-2026, que, de ser cumplida, pondría fin a este virus para el 2030.

“Lo que representa un gran desafío debido a que los países están enfrentando el impacto de dos pandemias colindantes: la COVID-19 y el sida”, dijo.

Sostuvo que esta estrategia tiene como objetivo, reducir las desigualdades que faciliten el crecimiento de la pandemia del sida, así como dar prioridad a las personas que todavía no tienen acceso a servicios contra el VIH, en procura de involucrar a todos los países y comunidades.

La funcionaria explicó que, a causa de COVID-19, los tratamientos para personas viviendo con VIH se han frenado, y que las estimaciones sobre las interrupciones de servicios asociadas al coronavirus podrían causar entre 123,000 y 293,000 nuevas infecciones por VIH, así como entre 69.000 y 148,000 muertes más relacionadas con el sida.

De igual manera, dijo que el informe muestra que las personas que viven con el VIH son más vulnerables al COVID-19, y que las desigualdades han limitado el acceso a las vacunas contra este virus.

“Onusida recomienda contar con infraestructuras lideradas por las comunidades y la sociedad civil, como parte de la construcción de un sistema de salud pública fuerte, además de mayor protección para los recursos humanos, incluidos los trabajadores sanitarios”, detalló.

Betances instó a los líderes a trabajar juntos para afrontar los desafíos debido a que, el sida, continúa siendo una pandemia que precisa que se actúe urgentemente para lograr eliminar las desigualdades que la sostienen.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com