Las autoridades estadounidenses retiraron del mercado más de tres millones de almohadas para bebés de una compañía, luego de que en cinco años fallecieran ocho bebés por asfixia en momentos en que usaban esos productos.

De acuerdo a la Comisión de Seguridad de los Productos del Consumidor (CPSC, por sus siglas en inglés), las almohadas retiradas son de la empresa The Boppy Company, de la serie Boppy Original, Boppy Preferred Newborn Loungers y Pottery Barn Kids Boppy Newborn Loungers.

Medios internacionales detallan que los infantes fallecieron entre diciembre del 2015 y junio de 2020, luego de que los bebés, supuestamente, durmieran de lado o boca abajo de los cojines.

La Comisión agregó que, recientemente, exigió que todos los productos para dormir a bebés cumplan normas de seguridad federales antes de la mitad del 2022, acción con la que se cerraron vacíos legales que beneficiaban la venta de superficies potencialmente peligrosas para los infantes.

El organismo agregó que “este tipo de cojines y los productos tipo almohada no son seguros para el sueño de los bebés debido al riesgo de asfixia”.

“Dado que sabemos que los bebés duermen mucho tiempo, incluso en productos no destinados a dormir, y que la asfixia puede producirse rápidamente, estos productos son un riesgo en el mercado”, añadió.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com