El ventilador es uno de los electrodomésticos más tradicionales a la hora de combatir el calor. Además, ayuda a la correcta circulación del aire. Pero, ¿Sabías que hay un lugar en específico en el que debes colocarlo?

Para esto, la ciencia tiene la respuesta y tiene que ver con el proceso termodinámico con el que funcionan: el aire “empujado” pierde calor por pura convección.

La convección es un proceso natural, un flujo por el cual el calor de un cuerpo se transfiere a otro de menor temperatura. Cuanto mayor es el área de transferencia, más rápido será el enfriamiento. Dicho de otra manera: los ventiladores de techo son capaces de agitar todo el aire de una sala y, en este proceso, enfriar la habitación en poco tiempo.

Entonces ¿El ventilador debe ir en el techo?

En concreto, podemos empezar por decir en qué lugar no deberías ponerlo y esto es en una habitación cerrada. No refrigerarás y no disiparás el calor excesivo. Al cerrar la puerta, se aumenta la presión. La presión negativa es la que genera corrientes de aire.

También puedes aprovechar las zonas o fuentes de aire frío, como el aire acondicionado: si está prendido, colocá tu ventilador en un ángulo adecuado de manera que absorba parte del aire expulsado y empuje ese aire frío hacia la zona donde estás situado.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com