Los dientes se manchan debido a diversos factores, pero generalmente se debe a la comida, la bebida, hábitos como el tabaquismo y algunos medicamentos. No hace falta dejar de consumir algunos alimentos que puedan manchar la dentadura, pero se pueden generar ciertos hábitos para aminorar su impacto. Mira.

La salsa de tomate que compras en el supermercado mancha tus dientes y además es ácida. La recomendación aquí es que prepares tu propia salsa de tomate, con tomates frescos, en tu casa, sin ningún tipo de agregado.

La remolacha tiene una pigmentación muy fuerte y oscurecerá tus dientes. Debes cepillarte bien cada vez que la comas.

El vino tinto también mancha tus dientes, debido a los taninos que contiene. Nuevamente, debes limpiarte bien tus dientes y tu boca luego de su consumo.

El vino blanco no tiene un efecto tan intenso como el tinto, pero también tiene mucha acidez y puede provocar un oscurecimiento del esmalte.

Los refrescos, el café y el té también pueden manchar tus dientes. En el caso de los refrescos, si los bebes con un sorbete minimizas el contacto con tus dientes. En el caso de las tres opciones, deberías reducir su consumo.

Leave a Reply

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com