La alergia a los ácaros es más común de lo que imaginas, pero no por esto es algo que no cause molestias y problemas respiratorios que pueden terminar siendo graves. Por eso, si eres de estas personas, te recomendamos corregir estos errores a la hora de limpiar.

¡Ventila las habitaciones! Al menos hazlo todas las mañanas, incluso cuando hace frío, trata de ventilarlas 15 minutos para que los ácaros salgan al cambiar el aire. A la hora de limpiar, usa una aspiradora de mano ya que estas no levantan el polvo y son ideales para que no se disperse la suciedad.

Si vas a usar una escoba, utiliza una de goma que son las que menos polvo levantan. Sea que uses las escobas o las aspiradoras, usa guantes y una mascarilla para evitar respirar el polvo, pero para también cuidar tus manos si usas algún producto de limpieza.

¡Sacude tu cama todos los días! Esto evitará que se junte polvo en ellas y que puedas dormir mucho mejor. Ya verás como con este sencillo detalle, no te levantarás estornudando todas las mañanas.

Limpia con frecuencia el interior de tus muebles y las alfombras. En estos lugares se junta mucho polvo y otras bacterias, por lo que es recomendable hacerlo periódicamente.

Leave a Reply

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com