Para la familia del novato Francisco Urbáez, los estudios del jugador siempre fueron una prioridad y usaron el béisbol como puente para garantizar una mejor formación académica.

Urbáez obtuvo una beca de estudios en los Estados Unidos con Chipola College, a los 17 años, que le permitió seguir jugando a la pelota, según un despacho de prensa de los Leones del Escogido.

“Fue un proceso que me ayudó mucho como jugador, pero sobre todo con mi carácter como persona”, reveló el seleccionado en la décima ronda del Draft de Novatos del 2021 por los Leones del Escogido.

Aseguró que antes de marcharse del país se preparó lo suficiente para adaptarse al cambio de idioma, aunque señaló que los primeros días en suelo norteamericano no fueron fáciles.

Francisco resaltó que su pasión por los guantes, bates y pelotas es gracias a su papá, el cual le motivó a jugar este deporte desde que tenía unos cuatro años.

Tras destacarse en Chipola College, pasó a formar parte del béisbol universitario estadounidense con Florida Atlantic University, para luego ser drafteado por la organización de los Rojos de Cincinnati.

En esta campaña, su primera en el béisbol profesional dominicano, el jugador del cuadro se ha convertido en toda una sensación con el madero. Batea para .347, producto de 17 indiscutibles, los cuales, sumados a los nueve boletos recibidos, le hacen tener un porcentaje de embasarse de .468.

El ser seleccionado por los escarlatas en el draft “fue una sorpresa muy grata” para Urbáez, quien desde niño soñó en jugar en el Estadio Quisqueya Juan Marichal.

“Desde que venía al estadio como fanático decía quiero jugar ahí, en frente de mi gente”, agregó.

Dijo sentirse agradecido por la confianza que ha recibido del equipo en su primer año.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com