El gobierno del presidente Joe Biden quiere impedir los desalojos de las viviendas públicas cuyos inquilinos adeuden rentas y reforzar las protecciones al finalizar la moratoria nacional sobre los desalojos.

Bajo una nueva norma del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD por sus siglas en inglés), los inquilinos de viviendas subsidiadas por el organismo que no pagan su renta no pueden ser desalojados sin darles 30 días de aviso e información sobre la ayuda federal de emergencia disponible. La norma será publicada el jueves en el Registro Federal.

Técnicamente, la norma entra en vigor 30 días después de su publicación, pero un alto funcionario del HUD dijo a The Associated Press que se espera que las autoridades en todo el país empiecen a aplicarla inmediatamente. El funcionario, que habló bajo la condición de anonimato por no estar autorizado a hacerlo públicamente dijo que el cambio en la norma se debió al temor de una inminente ola de desalojos a medida que avanzan los procesos judiciales.

La secretaria del HUD, Marcia Fudge, dijo que el cambio era “un paso significativo para elevar la conciencia de los inquilinos sobre la disponibilidad de fondos que pueden ayudarlos a saldar rentas impagas y darles tiempo para acceder a auxilios que les permitan evitar el desalojo”.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com