A veces estás realizando una dieta pero sientes que no tienes los resultados que buscas. Puedes estar cometiendo algunos errores puntuales que atentan contra tus objetivos. ¡Mira!

No duermes bien: dormir bien es esencial. Son muchos los estudios que demostraron que la falta de sueño puede hacer que acumules hasta 2,5 veces más grasa abdominal. Lo ideal es que duermas entre siete y nueve horas todos los días.

Evitas las grasas: necesitas comer grasas para adelgazar, pero debes saber diferenciar entre las grasas buenas y las malas. Las primeras son necesarias para que el organismo funcione correctamente y, además, tienen efecto saciante. Puedes incluir en tu dieta, siempre en cantidades moderadas, aguacate, aceite de oliva o frutos secos.

No bebes agua antes de las comidas: ¡es un truco muy sencillo y genera una gran sensación de saciedad! De hecho es preferible beber agua antes y no durante la comida, porque esto favorece la aparición de pesadez e hinchazón, aumentando así el volumen del abdomen. Lo ideal es acompañarla con una infusión o agua con limón.

Restringes alimentos: no debes hacerlo, porque incrementa el riesgo de sufrir ansiedad. Debes incorporar hábitos de alimentación saludables que se pueden poner en práctica durante toda la vida.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com