Nathalie Bolival, la nacional haitiana que se le presentó el proceso de parto dentro de un vehículo de Migración cuando era trasladada con fines de deportación, se encuentra en su casa con su bebé en buen estado, luego de toda una odisea y que personal de Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (Conani) acudiera en su auxilio.

Toussaint Joslin, esposo de la Nathalie, de 34 años, narró a Diario Libre, que su esposa fue “sacada presa” bien temprano en la mañana del miércoles de la Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia, en el Distrito Nacional, donde había acudido para hacerse el parto a través de una cesárea programada.

Explicó que ella y otras parturientas fueron montadas en un vehículo con fines de trasladarlas al Centro de Acogida Vacacional Haina, de donde las autoridades posteriormente proceden a deportar a los que llevan a Haití. Fue en el vehículo que su compañera rompió fuente y “comenzó a sangrar”.

“Yo nunca había visto algo así, una mujer embarazada que se llevaran presa”, se quejó Joslin, quien dice tener 38 años, 15 de los cuales los tiene residiendo en la República Dominicana y que se acogió al Plan de Regulación, pero sus papeles no han salido.

Él y Nathalie viven en el sector El Café, de Herrera, en el municipio Santo Domingo Oeste. Con la bebé que recién nació son padres de dos niños.

El hombre dijo, a través de una llamada telefónica que sostuvo con este medio, que cuando su esposa se puso mala fue llevada al Hospital Barsequillo de Haina, donde le hicieron la cesárea, y que dos días después volvieron a llevarla al centro de detención en Haina, el cual opera bajo la Dirección General de Migración.

Expresó que no dejaron verla mientras estuvo en el hospital y que no le daban información, solo que él no podía entrar porque era hombre. Narró que en esa circunstancia una hermana suya, sí pudo visitarla y ver que estaba bien. Dijo que su preocupación era muy grande al no poder ver a su esposa y a su hija recién nacida.

Ayer sábado personal de Conani se presentó al lugar y se llevó a la señora y ahora está en su casa en reposo con su bebé, la cual nació de ocho libras.

Toussaint Joslin dijo que no sabe qué pasara con ellos, pues no le han dicho nada. Indicó que personal de Conani le dejó un documento en el cual le indicaron que debe llevar a la bebé a vacunar el 22 de este mes.

“Nuestro gobierno tiene el interés de enfrentar la situación de migración irregular en el país, pero siempre respetando los derechos humanos. Desde el Ministerio de la Mujer estamos comprometidos con derechos humanos de las mujeres migrantes, en especial las gestantes”, dijo.

“Siempre la protección social de la maternidad y el interés superior del niño deben constituir una prioridad en los Estados, por tanto, el @MMujerRD estará atento a que el proceso de regulación migratoria se desarrolle en estricto apegado a esos principios”, posteó en su cuenta de Twitter (@MayrajimenezTFJ).

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com