Los olores, desde siempre, han abarcado desde la identidad hasta una experiencia que impacta el ánimo, para bien o para mal. Existen fragancias que te sacan de este mundo hacia uno lleno de placeres, otras traen recuerdos que te ponen a reírte solo; que te esmeran a crear y otras muchas cosas buenas; pero también existen aquellas que te “alocan” y te enferman.

Lo bueno de todo es que podemos tener el control, al menos en nuestro cuerpo y en el hogar, dándole a cada espacio una personalidad que evoque lo que buscamos al entrar en él. ¿Energía o alegría? ¿Equilibrio, tranquilidad o descanso? ¿Confianza o frescura? Lo que sea que busques, en los aromas puedes encontrar las respuestas.

Según Evelyn Fernández, propietaria de Aromelia, tradicionalmente se buscaban fragancias para el hogar en temporadas especiales, como la Navidad, centrándose en olores tan clásicos como la canela, el pino o la manzana, entre otros, pero esa realidad ha cambiado. En el olfato está el poder de fijar la memoria; una razón de más para estimularlo durante todo el año con la fragancia que te identifique, teniendo la ventaja de que en tu vivienda puedes poner diferentes olores, acordes a la necesidad y el gusto.

Te proponemos esta guía práctica de aromas por los que puedes optar para ambientar cada habitación, según Fernández, teniendo en cuenta que nuestra República Dominicana es un país tropical, por lo tanto, si buscas las tendencias, siempre serán los olores que evoquen la primavera y el verano:

Los ideales son los olores frutales o cítricos, por su efecto de levantar el ánimo, dar sensación de alegría y llenar de energía. Ellos te darán la mejor bienvenida a ti y a tus invitados. Otros espacios a los que les va muy bien son aquellos como la cocina (perfectos para neutralizar olores), la terraza y la sala, en ellos puedes ambientar con el mismo aroma de la entrada o cualquier otro que prefieras… recuerda que es tu hogar, puedes poner lo que gustes.

Como en los estudios ameritamos mayor concentración y equilibrio, si te gusta la fragancia de la madera, ésta será tu mejor opción para conquistar tales estados. Además son reconocidos por su efecto positivo contra la ansiedad, quizás porque se vinculan con los buenos momentos.

Dependerá de qué tipo de habitación se quiera ambientar. Si se trata de una infantil, al igual que el baño, lo ideal es optar por olores suaves pero igualmente intensos como el algodón y el lino, que te ofrecen la facilidad de no tener que aplicarlos repetidas veces.

Si se trata de una habitación para adultos, podría incluirse hasta fragancias florales, “aunque estas son muy específicas porque requieren del gusto de las personas, ya que no es de la preferencia de la mayoría, como el de rosas, por ejemplo”, dice Evelyn Fernández.

Tanto para los baños como habitaciones hay aromas que predominan en el gusto de muchos, como los amaderados, algunos frutales y los de plantas como el eucalipto. De los florales los más genéricos son la vainilla y la lavanda.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com