Aumentan las voces que se oponen a los aprestos que encabeza el diputado Pedro Botello en procura de que las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) devuelvan un 30 % de los fondos a los trabajadores y que este 27 de febrero tiene en agenda realizar una manifestación frente al congreso Nacional.

Para el abogado José Martínez Hoepelman la manifestación podría degenerar en consecuencias negativas para el país.

Indicó que la manifestación sería una afrenta y un abierto desafío a las autoridades, ya que en esa fecha acudirá ante la Asamblea General el presidente Luis Abinader, a su primera rendición de cuentas a la nación.

En una nota de prensa, advirtió que esa protesta podría dejar consecuencias lamentables, por lo que exhortó al diputado Botello a dejar sin efecto la convocatoria, a fin de evitar confrontaciones.

Hoepelman planeó, además, que el legislador Botello debe razonar, pensar y evitar que ese día solemne para el país sea afectado por ningún factor externo, “y mucho menos con una manifestación violenta que atentaría contra un evento patrio, así como con la integridad de muchas personas, incluyendo la figura del presidente de la República”.

“No podemos permitir como sociedad que el día de nuestra Independencia Nacional sucedan hechos de esa naturaleza, cuando veremos al presidente de la República presentar su rendición de cuentas ante la Asamblea Nacional”, acotó en el documento.

Hoepelman entiende que el método para exigir reivindicaciones como 30% de los Fondos de Pensiones, debe ser de manera pacífica, ya que los incidentes violentos escenificados frente al Congreso Nacional, deslucen el propósito y objetivos de los reclamos.

Consideró que “esas manifestaciones se salen de control, ese tipo acciones son improcedentes y no hacen otra cosa que generar caos y confrontaciones”.

Asimismo, Hoepelman precisó que el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) está en el deber de pronunciarse “en torno a esas inconductas del diputado Botello, y más aún, ante la insistencia del legislador de patrocinar una protesta frente al primer poder del Estado, el próximo 27 de febrero, Día de la Independencia Nacional”.

El abogado reconoció el derecho de cada ciudadano a expresarse y manifestarse pacíficamente, sin embargo, cuestionó que se pretenda alterar el orden, provocar inestabilidad o poner en riesgo necesariamente el Día de la Independencia.

“Ese día en que abrazamos la dominicanidad, símbolo de la democracia y en que vemos las Fuerzas Armadas hacer sus despliegues y exhibiciones frente al presidente de la República, esa actitud de Botello debe repensarla” aconsejó.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com