La elección de un nuevo presidente en los Estados Unidos siempre ha generado cuestionamientos e incertidumbres en el país, sobre cuál sería el impacto en las relaciones bilaterales de esa potencia, que es el principal socio comercial de la República Dominicana.

La llegada del demócrata Joe Biden, quien sustituirá al republicano Donald Trump supone mayores expectativas respecto al cambio de visión que podría producirse, en aspectos políticos, económicos de la nación que alberga a más de dos millones de dominicanos.

El experto en temas internacionales Emil Chireno no cree que con la llegada a la Casa Blanca de Biden se produzcan cambios significativos y fundamentales en las políticas bilaterales de los Estados Unidos hacia República Dominicana y viceversa, respecto a lo que ya se tiene.

“En todo caso, podría ser beneficioso para la República Dominicana. Quizás una reforma del sistema migratorio podría facilitarles mucho las gestiones a los dominicanos, pero fuera de eso… yo creo que la sombra del tema haitiano -como mucha gente dice- no creo que sea un problema en el corto plazo”, puntualizó Chireno.

Nelson Báez Espinal, experto mediador en asuntos internacional, es de la opinión de que cuando se instale Biden, República Dominicana va a tener presiones en la relaciones dominico-haitiana y con respeto a la agenda de equidad de género.

“En la administración de Trump no ha habido ningún tipo de presión ni agenda por parte del gobierno norteamericano, con relación a estos dos temas. Ahora no voy a decir que será mejor ni peor, sino más bien que tenemos que tener conciencia que, con el Partido Demócrata, la agenda de la equidad de género y la relación con los migrantes haitianos va a tener algún tipo de presión, enfatizó el experto.

Agregó que es importante que República Dominicana no asuma una actitud de subordinación con respecto a los Estados Unidos ni contra nadie.

Sobre el tema de las relaciones que envuelven a China, Estados Unidos y República Dominicana, Báez Espinal consideró que quien estableció relaciones primero, desde la época del expresidente norteamericano Richard Nixon, fue los Estados Unidos.

En ese sentido, manifestó que Estados Unidos no puede prohibirle a República Dominicana lo que ellos hacen.

“Si creo que República Dominicana debe ser bien cauto en aspectos estratégicos con respecto a China, pero tampoco puede ser ingenuo, desde mi punto de vista, hay cosas que se piensan y se hacen, pero no se dicen”, adujo Báez Espinal.

El experto hizo la salvedad, debido a que el presidente Luis Abinader aseguró a principios del pasado mes de octubre que EE.UU. es el principal socio comercial de República Dominicana, aunque también expresó que el país mantendrá sus relaciones con la República Popular China.

Leave a Reply

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com