Como parte de las observaciones que realizó la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) acerca de la situación de la Policía Nacional se destaca la advertencia que realiza sobre el empleo de agentes especializados en tareas fuera de la institución.

“Resulta peligroso que las unidades que forman parte de la policía científica, y que tienen ciertas habilidades como peritos, realicen trabajos fuera de la institución por necesidad de ingresos (poca retribución económica) y no precisamente como docentes”. Señala que esa situación puede comprometer la objeti- vidad y transparencia de esos agentes.

UNODC presentó el Informe de Evaluación Diagnóstica de la Estrategia de Seguridad Ciudadana y la Policía Nacional de la República Dominicana a requerimiento del equipo de trabajo para la Transformación y Profesionalización de la Policía Nacional que designó el Poder Ejecutivo como parte de su plan de reforma de la Policía.

Entre los principales hallazgos de su análisis resalta la falta de presupuesto, de equipo humano y tecnológico, un personal que se expresa escéptico y resentido ante la falta o mala aplicación de normas institucionales, mala distribución de los agentes, así como la injerencia política dentro de la organización policial.

En el caso específico de la Policía Científica destaca que, aunque cuenta con un personal, jerarquías, reconocimiento y formación de sus técnicos como mayor fortaleza, deben trabajar con la carencia de equipos actualizados y que el personal se siente desmotivado frente a la carencia de insumos.

Otras debilidades que enumera es que Científica no tiene presupuesto por lo que no pueden disponer de nada y que hay zonas del país donde no tienen presencia y que necesitan unas ocho unidades.

La carencia de equipos también es otra de las debilidades de la Policía Cibernética, encargada de investigar delitos, el ciber patrullaje y de la información forense, tareas para las que cuenta con 22 personas asimiladas, por lo que se requiere de más personal.

El informe señala que allí no tienen plan de mantenimiento para los equipos informáticos, que su presencia es apenas en un solo departamento, con dos unidades en Santiago y una en Punta Cana.

Incluso en su área de Tecnología de la Información y Comunicación la Policía no cuenta con equipos de tecnología de punta y adecuados para el desarrollo de las labores, y la tecnología actual no está homologada en los distintos departamentos.

Algo similar se dice de la Dirección Central de Inteligencia. “No cuentan con tecnología para vigilancia, pero se sienten cómodos porque consideran que aun así están cumpliendo con su trabajo”, dice el documento.

En la Policía de Investigación, además de la falta de recursos humanos y de vehículos, resaltan las dificultades en su relación con el Ministerio Público para establecer estrategias de investigación.

La policía escolar cuenta con un personal capacitado, con experiencia y comprometido con su labor, además de que genera confianza en su acercamiento a la población. Pero, como otras dependencias, tiene un personal limitado, la UNODC identifica la necesidad de que se le asigne por lo menos 500 nuevos agentes.

En la actualidad, la Dirección de Policía Escolar, cuenta con 1,497 agentes, para dar cobertura a 7,492 centros escolares, 192 centros semioficiales y una población de cerca de 2,000 estudiantes a los que debe prestar seguridad, además del personal docente.

Con la frase que ya casi es lema, de que “ni se cansará ni lo cansarán” en su propósito de reformar la Policía Nacional, el presidente de la República, Luis Abinader, creó a principio de abril la comisión para la Transformación y Profesionalización de la Policía Nacional, conformada por varias personalidades de la vida nacional.

Dicha comisión presentó el pasado lunes un informe sobre el avance de sus trabajos que incluyen, además del diagnóstico de la UNODC, la elaboración de un anteproyecto de reglamento y la solicitud de una auditoria de parte de la Cámara de Cuentas a los procesos de gestión del control interno de la Policía, la cual ya está en ejecución.

Como parte de las sugerencias que hace la UNODC para lograr la transformación de la Policía Nacional, incluida su refundación, el organismo recomienda entre otras acciones la implementación de materias de anticorrupción dentro de la malla curricular del Instituto Policial de Educación, así como en los cursos de ascenso.

En la formación de los agentes también se deberá agregar, en el caso específico de las unidades investigativas, un curso básico en investigación criminal y evidencia digital, “el cual debe ir gradualmente incorporando capacitaciones relacionadas con planeación y abordaje de la investigación, técnicas especiales de investigación, derecho probatorio, derecho procesal, metodología de la investigación, actos de investigación con control previo y posterior”.

También es necesario el fortalecimiento de materias de derechos humanos, valores democráticos y éticos, para lo que recomienda usar casos prácticos y jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Además, deberán tener un fortalecimiento en protección a víctimas y testigos en el proceso y víctimas relacionadas con delitos de violencia de género y sexuales.

La agencia de la ONU también pide incorporar la fiscalización por parte la sociedad civil en el sistema de educación policial, para que se mantenga a la vanguardia en la aplicación de los derechos humanos, seguridad ciudadana y valores democráticos. Esa fiscalización civil deberá existir antes, durante y una vez finalizada la aplicación de la reforma.

Plantea que es necesario cambiar el enfoque actual que tienen los documentos revisados en los cuales todavía se detecta la incorporación de la comunidad de una forma tradicional hacia un nuevo enfoque, donde en lugar de ver al ciudadano como cliente se le vea como un socio, y donde la comunidad se presenta como la solución.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com