En el Reino Unido se dio una situación de lo más insólita. Un hombre recibió esta semana una multa por invadir un carril exclusivo para buses de pasajeros, pero nunca estuvo en el lugar. Lo que sucedió es que una mujer pasó caminando por el carril con una camiseta donde se lee una inscripción similar a la patente de su vehículo.

La foto que le llegó como prueba de la infracción muestra a una señora caminando con una camiseta que tenía la inscripción KNITTER y tenía una letra tapada por el bolso cruzado que llevaba en ese momento.

El hombre que recibió la multa es David Kinght, de 54 años, dueño de una Volkswagen Transporter con la patente KNI9 TER, comprada especialmente para su esposa Paula. A ella, sus amigos, la apodan Knighter.

La infracción tuvo un valor de 60 libras, que luego ascendió a unas 90 libras, porque David no dio respuesta. La multa, según la BBC, terminó siendo desestimada tras reconocer que todo se trató de una falla de la tecnología del radar.

“Nos hemos reído mucho de esto. No había forma de que yo pagara por una mujer que camina en un carril bus con una camiseta escrita”, reconoció David.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com