Julio César Marte Rodríguez, el joven de 20 años que fue baleado el pasado viernes en la carretera Mella junto a otros dos, quedó paraplejico (parálisis que afecta la totalidad o parte del tronco, las piernas y los órganos pélvicos). 

La información fue confirmada a Diario Libre por el director del hospital Dario Contreras, César Augusto Roque Beato. El facultativo dijo, sin embargo, que el paciente está estable, aunque todavía está bajo observación. 

“El tiempo dirá”

El titular del centro hospitalario indicó que la parálisis que presenta Julio César no es para siempre. “Hay que realizarle varios estudios, terapias y operaciones, el tiempo dirá”, sostuvo el galeno. 

El doctor Roque Beato comentó que a pesar de su condición Marte tiene muchas ganas de recuperarse y le dijo que “cuando salga del hospital irá a decorar el techo del centro”

Otros trabajadores del hospital, que han tenido la oportunidad de conversar y sentir de cerca a Julio César, manifestaron que es “un muchacho bueno” y que agradecen a Dios por conocer lo honrado y valioso que es como persona. 

Allegados al joven ven como un “milagro” que Julio esté con vida ya que los impactos de balas que recibió fueron alojados en partes del cuerpo delicadas. 

Julio César está en la unidad de cuidados intensivos del centro de salud y en estos últimos dos días ha podido hablar con sus familiares, confirmó el galeno. 

El joven recibió siete impactos de balas en varios puntos del cuerpo. Los dos hombre que le acompañan perdieron la vida al instante y fueron identificados como Fernando Santos Martinez y Victor Sánchez Solano

Julio César le llaman “El Maestro” en el barrio Santa Bárbara, donde se creció, y que desde muy pequeño se ha dedicado a la pintura, herrería, y a hacer trabajos decorativos de acuerdo a los tiempos: Navidad, San Valentín, Día de la Madre, Día del Padre, y hasta para actividades religiosas. 

Desde que ocurrió el trágico incidente los comunitarios del sector han realizado vigilias y cadenas de oración para la pronta mejoría de Marte Rodríguez. 

Tras conversar con familiares de la víctima, indicaron que Julio César también trabaja junto a su familia en actividades folclóricas y en tiempos de carnaval se viste de zanco, por lo que es considerado en el barrio donde reside como “el alma del sector Santa Bárbara”.  

Piden a las autoridades no manchar el nombre de su pariente y que se esclarezca la situación para que los responsables estén bajo prisión. 

“Estaba en el lugar y hora equivocada” 

Uno de los fallecidos en el tiroteo a mano de encapuchados había contratado a Julio César hace unas tres semanas para que realizara un trabajo en un penthouse que tiene en un sector de la capital. El trabajo estaba casi terminado, pero le faltaban algunos toques y decidieron moverse hasta la ferretería donde fueron atacados a tiros por desconocidos.  

De acuerdo con sus familiares, Marte Rodríguez había tomado el trabajo para poder reunir dinero y comprarle una nevera a su mamá. 

La tía del joven, la señora María Marte, manifestó que Julio César siempre ha sido una persona de principios y que solamente “le tocó estar en el lugar y hora equivocada”.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com