Tres meses después de su choque por las semifinales del Campeonato Europeo, Italia y España vuelven a toparse en una semifinal que se presenta nuevamente como un duelo entre la clase de España y la férrea defensa de Italia.

Italia ganó por penales después de que el partido terminase 1-1 y tras ser superada durante largos pasajes por el juego de toques y posesión del balón de los españoles. Posteriormente doblegó a Inglaterra en la final de la Euro 2020.

A diferencia del duelo anterior, jugado en Wembley, esta semifinal de la Liga de Naciones se hará en Milán, donde Italia tendrá el apoyo incondicional de 37.000 espectadores, la mitad de la capacidad del estadio de San Siro debido a la pandemia del COVID-19.

El técnico español Luis Enrique dijo hace poco que insistirá en una filosofía ofensiva ante un equipo con una de las mejores defensas del mundo.

“Italia lleva 37 partidos invicta, es la campeona de Europa. (Pero) como dice nuestro psicólogo, Joaquín Valdés, ya está más cerca el día que van a perder”, declaró Luis Enrique.

Italia tiene una racha sin precedentes de 37 encuentros sin conocer la derrota y fijó otro récord este año al sumar 1.168 minutos con la valla invicta.

Pero su técnico Roberto Mancini y su capitán Giorgio Chiellini admitieron el martes que España fue el rival que más problemas les dio durante esa racha.

“Tenemos presente el recuerdo de esa semifinal” en Wembley, dijo Chiellini. “Fue un partido difícil, todos lo recordamos”.

“Mañana tendremos que estar atentos en todos los aspectos, cuando tenemos el balón y cuando no”, agregó el zaguero. “Sentimos un gran respeto por España porque sabemos de su calidad. Tenemos que controlar mejor las varias fases del partido”.

El ganador enfrentará en la final al vencedor del choque del jueves entre Francia y Bélgica. La final se jugará el 10 de octubre en Milán.

Tanto Italia como España tienen numerosas bajas.

En el plantel que anunció Mancini la semana pasada faltaban cuatro jugadores que estuvieron en el Euro: Leonardo Spinazzola, Alessandro Florenzi, Gaetano Castrovilli y Andrea Belotti. Y durante el fin de semana perdió otros tres jugadores: Ciro Immobile, Rafael Tolói y Matteo Pessina, que fueron reemplazados por Moise Kean, Davide Calabria y Federico Dimarco, este último convocado por primera vez a la selección.

“Obviamente tenemos algunos problemas”, dijo Mancini. “Echaremos de menos a nuestros dos delanteros del Euro 2020, ambos lesionados”, agregó, aludiendo a Immobile y Belotti.

“Tenemos dos delanteros netos, Kean y (Giacomo) Raspadori, pero también muchos jugadores ofensivos. Hay varias opciones, veremos cuál es la más indicada”.

España tiene problemas parecidos.

“No tenemos un 9 tradicional porque los que tenemos, (Álvaro) Morata y Gerard Moreno, están lesionados. Pero tenemos otras muchas opciones en el equipo”, dijo Luis Enrique.

Tampoco estarán disponibles piezas importantes como Jordi Alba, Pedri y Dani Olmo.

“Soy un entrenador ofensivo. No hacemos nada de forma separada, todo lo que hacemos lo hacemos de forma conjunta. Intentaremos tener el balón y generar más ocasiones”, dijo Luis Enrique. “Si luego el rival es mejor, habrá que aceptarlo. En este partido no tenemos nada que perder y sí mucho que ganar”.

El técnico convocó a Gavi, la joven promesa de 17 años del Barcelona, y quien pasaría a ser el jugador más joven en lucir la casaca española si llega a jugar.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com