Ocho días para que el combustible se distribuya en un Puerto Príncipe agobiado por su escasez. La pauta la dio el pasado viernes el líder de la pandilla G9, el expolicía Jimmy “Barbecue” Chérizier, quien junto a otras bandas armadas ha bloqueado el abastecimiento y tomado el control de los depósitos de los carburantes para exigir la dimisión del primer ministro, Ariel Henry, lo que provocó el cierre de hospitales y la casi paralización de la actividad económica.

La “tregua y reflexión”, como la llamó Chérizier, es con motivo de la conmemoración de la batalla de Vertières, ocurrida el 18 de noviembre de 1803 contra los franceses. Chérizier agregó en su anuncio de tregua que volverá a cerrar el puerto en una semana y lo mantendrá así hasta que Henry renuncie.

Así el escenario, en el fin de semana decenas de personas en automóviles y motocicletas y algunas con galones en las manos formaron largas filas para abastecerse de combustibles en las estaciones de distribución de la capital haitiana y otras ciudades.

Algunas calles están totalmente bloqueadas, otras han visto el tráfico paralizado por la afluencia de coches y motos en los surtidores en busca de gasolina.

La entrega de combustible comenzó este domingo, un día después de que los camiones cisterna los distribuyeran a todos los surtidores, según el calendario que fue comunicado ayer por el Ministerio de Comercio e Industria.

La asociación que agrupa a los bancos comerciales anunció el restablecimiento del horario habitual de sus distintos puntos de atención a partir de este lunes. Se espera que con el abastecimiento de los combustibles la economía, la educación y otros sectores de la sociedad haitiana logren restablecer sus operaciones.

El grupo G9 es una de las varias pandillas que han asediado la capital del país y provocado que miles huyan de los barrios controlados por delincuentes.

Uno de esos grupos tiene secuestrados a 17 miembros de un grupo misionero de Christian Aid Ministries, con sede en Ohio, desde el 16 de octubre y exige millones de dólares como rescate.

La semana pasada, el gobierno de Estados Unidos exhortó a sus ciudadanos a salir de Haití debido a la inseguridad y a la severa falta de combustible. Canadá anunció que sacaría a todos los empleados de su embajada con excepción del personal esencial.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com