Cuando los Padres de San Diego tuvieron que prescindir de su principal abridor de la temporada pasada en medio de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, contra los Dodgers de Los Ángeles, todos sospecharon lo peor.

El dominicano Dinelson Lamet se ausentó de probablemente la que sería su salida más importante de por vida, pero simple y llanamente no podía hacer más.

“El brazo simplemente me dijo que tenía que parar, que necesitaba descanso. Eso es lo que tenía que hacer y me fue bien (en el invierno)”, dijo Lamet a Diario Libre en una entrevista Zoom, de los Padres.

Lamet tiene un historial de problemas en el codo, habiendo sido sometido a una operación Tommy John en el 2018, que lo llevó a perderse un año de actividad.

Cuando los médicos lo examinaron en otoño del año pasado, encontraron indicios de que una segunda Tommy John podría haber estado en camino si no lo detenían.

“Los médicos me dijeron que tenía que parar porque si seguía lanzando así quizás entonces me iba a romper el ligamento y tener que someterme a una (operación) Tommy John”, admitió.

El quisqueyano llegó temprano al campo de los Padres, en Arizona, y se encuentra en buenas condiciones para la campaña del 2021.

“Me siento bien al llegar a los entrenamientos de primavera, me siento descansado y ya con la fuerza de vuelta en el brazo”, sostuvo.

¿Y ahora que se avecina una temporada de 162 partidos y no de 60 como la recortada por la pandemia en el 2020?

“Entiendo que la mentalidad sigue igual, siempre me preparo para una temporada de 162 juegos. Me siento preparado y lo que tengo que hacer es mantenerme saludable para los 162 partidos”, indicó.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com