El Ministerio Público dejó en libertad este viernes a uno de los implicados en la Operación KAF y sometió a la justicia a otro de los acusados.

Juan Miguel Almonte Padilla, alias Colita, fue enviado a su casa tras cumplir con los trámites legales de la garantía económica de 300 mil pesos que le impuso el tribunal de primera instancia de Santiago.

Se espera que Alberto Diplán Güichardo sea presentado este sábado ante el juez de Atención Permanente de Santo Domingo Oeste, donde es acusado de vender un fusil.

Ambos están acusados en la provincia cibaeña de tráfico internacional de armas de fuego y de drogas tras haberles ocupado seis fusiles, dos pistolas y 6,796 cápsulas, así como más de 4 millones de pesos y más de 17 mil dólares durante múltiples allanamientos.

En los operativos se incautaron 6,689 cápsulas calibre 9mm, así como nueve cargadores para fusil, calibre 5.56 x 45, marca PRO MAG.

También, dos cargadores para pistolas 9 milímetros, tipo Tambor y uno para pistola, calibre 9 mm, con capacidad para 31 cápsulas.

De acuerdo al expediente instrumentado por el Ministerio Público, todo lo ocupado fue introducido al país camuflajeado como alimentos en tanques traídos desde Estados Unidos por la empresa Quisqueya Shipping.

Por ese caso, la magistrada Yiberty Polanco dejó en libertad a Gregory Alberto Diplán Güichardo y ordenó pagar la referida suma de dinero a Juan Miguel Almonte Padilla (Colita), quien además tiene impedimento de salida del país y debe presentarse periódicamente ante la fiscalía de Santiago por encontrarle un arma ilegal al momento de su arresto.

Apelación

El Ministerio Público apeló la decisión del tribunal ante la Corte del distrito judicial de Santiago. El recurso será conocido el próximo martes a partir de las 9:00 de la mañana.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com