Las llagas o aftas son muy molestas y dolorosas. Algunas pueden durar días y otras semanas hasta curarse. Las causas de su aparición pueden ser varias y aquí las listamos.

Una reacción inmunológica frente a las bacterias comunes de la flora bucal. Tratamientos de ortodoncia o prótesis dental que puedan rozar algún área blanda de la cavidad oral provocando úlceras o llagas.

La limpieza dental agresiva, con cepillos muy duros o un mal uso de los mismos. La estomatitis aftosa recurrente, que son los en los que se producen úlceras orales recurrentes, el trastorno de carácter inflamatorio más frecuente en la cavidad oral. No está claro el motivo de su aparición, pero se habla de una tendencia familiar.

También pueden aparecer por carencias nutricionales o cambios hormonales, siendo que afectan en mayor medida a las mujeres que a los hombres.

¿Cómo evitarlas? Evita los alimentos ácidos, picantes o muy calientes. Cuida tu dieta y presta especial atención a los alimentos que ayudan a mantener niveles adecuados de hierro, ácido fólico, vitamina B y zinc. Mantén una buena higiene bucodental, con el uso de cepillos suaves y cambiándolos con regularidad.

¿Y si aparecieron? Normalmente se curan solas, pero para acelerar el proceso se aconseja no tomar comidas con muchos condimentos y reducir la ingesta de alimentos ácidos, como los cítricos. Es posible aliviar el dolor y tratar la inflamación, por ejemplo, con anestésicos locales o antiinflamatorios tópicos, que deben recetarse. También son útiles remedios caseros cómo enjuagarse la boca con agua y sal.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com