No hay tantos problemas por corregir con los Yanquis de Nueva York, al menos según la opinión del manager Aaron Boone y del gerente general Brian Cashman.

Aunque aún dolidos por la eliminación ante Tampa Bay en una serie divisional de la Liga Americana que requirió de cinco juegos para dirimirse, los dirigentes de los Yanquis no parecen prever grandes cambios para 2021.

El empleo del cátcher dominicano Gary Sánchez sí estaría en riesgo, tras una temporada decepcionante por tercer año consecutivo. Pero el venezolano Gleyber Torres luce firme como campocorto pese a cierta fragilidad defensiva. Se buscaría mejorar la rotación de abridores.

“Acá constantemente vamos a tratar de mejorar, y tendrá que haber ajustes en el roster como resultado de ello, pero pienso también que es importante destacar simplemente lo cerca que quedamos de ser los mejores”, dijo Boone el miércoles. “Entiendo las frustraciones de los fanáticos, pero pienso que si analizamos esto de verdad, la diferencia entre nosotros y el equipo que va a ganar la Serie Mundial este año fue muy pequeña”.

Por segundo año consecutivo, las lesiones asolaron a Nueva York. Pero en los playoffs, la mayoría del plantel estaba sano.

Los Yanquis finalizaron segundos de la División Este de la Liga Americana, con una foja de 33-27, siete juegos detrás de Tampa Bay. Cometieron la mayor cantidad de errores en las Grandes Ligas, con 48, y tuvieron su peor porcentaje de fildeo desde 1973.

Sin embargo, barrieron a Cleveland en la primera ronda antes de ser eliminados por los Rays. Nueva York no llega a la Serie Mundial desde 2009, cuando la ganó.

“A fin de cuentas, nos topamos con un equipo que era mejor”, explicó Cashman. “Ellos demostraron en un maratón de 60 juegos que eran mejores, y lo probaron también en la carrera de velocidad que fue la serie divisional”.

Durante la conferencia de prensa con motivo del fin de su temporada, Cashman dijo que el primera base Luke Voit fue evaluado por el doctor Martin O’Malley, del Hospital de Cirugía Especial. Se le suministró una inyección de plasma para ayudar a que sane su fascitis plantar en un pie.

Voit, el líder jonronero de las mayores con 22 palos de cuatro esquina, deberá utilizar un botín ortopédico durante una semana.

El antesalista colombiano Gio Urshela no requirió cirugía para corregir un espolón óseo en su codo derecho. El derecho dominicano Luis Severino, quien se sometió a la cirugía de Tommy John el 27 de febrero, está en su tercera semana de un programa de lanzamientos y podría volver a las Grandes Ligas en junio o julio.

Entre las principales decisiones relacionadas con la nómina figuran las siguientes:

—DJ LeMahieu, campeón de bateo de la Americana, puede declararse agente libre junto con los lanzadores Masahiro Tanaka y James Paxton.

—Los Yanquis tienen una opción para renovar el convenio del relevista Zack Britton (13 millones para 2021 y 14 millones para 2022 que deben ejercerse juntas, vinculadas con una alternativa de 13 millones del jugador si el club rechaza la primera opción).

—Cuentan asimismo con opciones para renovar con el pitcher JA Happ (17 millones) y con Brett Gardner (10 millones).

—Giancarlo Stanton, considerado por los Yanquis como bateador designado tras otra campaña llena de lesiones, seguiría cumpliendo con el resto de su contrato por siete campañas garantizadas y 218 millones de dólares, en vez de que se busque una rescisión.

En cuanto a Sánchez, fue enviado a la banca por cinco juegos ante los Rays, y sustituido por Kyle Higashioka. Cashman se negó a afirmar si seguirá en el equipo el dominicano, quien bateó apenas para .147 durante la campaña abreviada por la pandemia.

Aunque ha mejorado a la defensiva, difícilmente cumple con los estándares deseables por el equipo.

“Tenemos que determinar si esto fue un producto de circunstancias únicas o si refleja más lo que se puede esperar en adelante”, mencionó Cashman. “Y bien podría haber un cambio. Podría haber una competencia o alguien más. No lo sé, porque no hemos sostenido esas conversaciones. Pero conozco las grandes capacidades de Gary”.

Torres cometió nueve errores durante su primera temporada como sucesor de tiempo completo de Didi Gregorius en el campocorto. Se quedó a una pifia de la cifra más alta en las Grandes Ligas.

“Pienso que, en cuanto a Gleyber, se está volviendo excelente en su rutina. A fin de cuentas, eso es lo que distingue a los campocortos realmente buenos de los que están en el promedio o debajo de éste”, indicó Cashman.

Leave a Reply

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com