Las altas temperaturas del verano inspiran a todo, menos a maquillarse. Solo pensar en que el calor puede hacerte pasar de princesa de Disney al mismísimo Joker, es suficiente para optar por cara lavada en los días de la época estival. Sin embargo, ese no tiene porqué ser siempre el caso. Si sigues al pie de la letra las recomendaciones de los expertos en la materia, te aseguramos que tu maquillaje lucirá fresco y bonito por más tiempo.

1. Mantén tu piel limpia e hidratada. Este es, quizá, el consejo más importante. Aunque utilices los mejores cosméticos del mercado, si no hay un rostro limpio e hidratado de base, el resultado no será el esperado. Para cumplir esta misión puedes optar por la doble limpieza a diario y exfoliar cada 15 días, para eliminar más a fondo las impurezas.

2. Usa productos que respondan a tus necesidades, y no solo nos referimos al maquillaje. Si tienes piel seca busca un protector solar y una prebase que humecten, pero que no sean de composición oleosa, sino mineral. Si tienes cutis mixto, cuida las zonas con más grasa aplicando productos matificantes de manera puntual, respetando las partes más resecas, mientras que si eres de piel grasosa, asegúrate de que tanto el protector solar como la prebase sean mate.

3. Dile no a la base. Luego de cuidar tu piel de los rayos del sol y prepararla para el maquillaje, es tiempo de maquillarte. Evita colocar base en el rostro, pues entre más productos apliques, mayor será la probabilidad de que sudes. Puedes utilizar corrector para disimular las imperfecciones de tu rostro (ojeras, manchas, acné, cicatrices) y en caso de que sea necesario usar base, aplícala con una brocha o esponja para que se distribuya de manera proporcional en el rostro completo.

4. Evita el brillo con polvos traslúcidos. Para sellar los productos en crema o líquido, los expertos recomiendan utilizar un polvo compacto o suelto, de preferencia traslúcido. Estos ayudan a controlar el fastidioso brillo de la cara. Otra de las ventajas de los polvos traslúcidos es que resaltan tu tono de piel natural, que es por lo que debes inclinarte durante el verano.

5. Si incluirás rubor, contornos e iluminadores a tu maquillaje, que sean en polvo. Recuerda aplicarlos con las brochas apropiadas para cada cosmético en específico para evitar los excesos. Como te contamos más arriba, sobrecargar el rostro es lo que contribuye a la sudoración.

6. Los labiales líquidos son mejores. Manténte alejada de los de efecto mate en todas sus versiones. Los labiales líquidos son ideales para los días de calor, ya que no se eliminan con el sudor. El truco está en secar bien los labios antes de aplicarlos para que se fijen bien. En caso de recurrir a las barras, la sugerencia es que tengan protector solar incluido para que aporten hidratación.

7. Delineados y mascara que duren. Este es el dúo estrella del verano. No necesitarás sobrecargar tus ojos con sombra para que luzcan bonitos; con delinear y alargar tus pestañas, basta. Eso sí, asegúrate de que ambos productos sean de buena calidad y que no se corran tan fácilmente. Las opciones a prueba de agua no son las favoritas de los maquilladores (porque para cumplir su función contienen ingredientes dañinos para los ojos y pestañas), pero puedes usarlas de vez en cuando.

8. Fija con una bruma facial. Para tener la certeza de que tu maquillaje será a prueba de todo, rocía una bruma facial al finalizar. Estas, además de sellar todo en su lugar, hidratan y refrescan el rostro con la ligereza de un agua.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com