El tiempo no tiene importancia; pero a la vez lo es todo. Es la esencia de la colección primavera-verano 2022 de Louis Vuitton, la cual refleja un deseo de transmición.

En ella Nicolas Ghesquière une armarios, disuelve funciones y códigos. El día se convierte en noche. El humilde uniforme se vuelve suntuoso.

La colección se torna misteriosa con especial referencia al estilo mitológico de los vampiros, algo que nos sorprende ver en una propuesta para primavera y verano, pero ya dijimos que en esta muestra el tiempo no tiene importancia.

Tonos oscuros, volúmenes, superposiciones, mezclas de texturas y accesorios muy interesantes que evocan el alma joven actual que se atreve a combinar chaquetas de cuero con denim y un calzado que resalta ante cualquier estilo.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com