La directora malagueña Macarena Astorga ha presentado este martes en el Festival de Huelva en el sur de España de Cine Iberoamericano su primer largometraje, “La casa del caracol”, realizado en coproducción con Perú y México, con el que ha recreado “el terror y la fantasía” de la novela original.

Basada en la novela homónima de Sandra García Nieto, la cinta comienza con la llegada de un escritor (Javier Rey) a un pueblo de la serranía malagueña, donde decide pasar el verano para encontrar inspiración para su siguiente novela.

Allí conoce a una mujer (Paz Vega) por la que siente una atracción instantánea, así como a otros personajes sobre los que empieza a escribir descubriendo así los secretos del pueblo y dándose cuenta de que la realidad supera con creces los mitos.

Astorga ha garantizado a la prensa y a los espectadores del Iberoamericano que se ha dejado “el alma” en su ópera prima, “con toda la ilusión que tiene una persona que prácticamente ha nacido para hacer cine”.

“La casa del caracol” ha explicado “es un thriller que mezcla un poco de terror psicológico, suspense, misterio y fantasía”.

La realizadora ha relatado cómo la posibilidad de dirigir esta película le llegó como “un regalo de la mano del productor andaluz Álvaro Ariza y de la productora María Luisa Gutiérrez”.

Astorga, profesora de ciclos formativos, no dudó en pedir una excedencia para afrontar este proyecto: “Fue una decisión complicada,” ha contado, pero ha merecido la pena porque “quería hacer cine por encima de todo”.

Una de las cosas que más la atrapó del proyecto, ha contado, ha sido el gran arco de matices que podía trabajar a través del personaje principal, interpretado por Javier Rey. Se trata de un escritor que llega a un pequeño pueblo “buscando tranquilidad y se encuentra de todo menos tranquilidad”.

A la hora de recrear el pueblo, explica Astorga, han intentado “recrear la atmósfera rural, cerrada, claustrofóbica, de los años 70 en un pueblo perdido de Andalucía para conseguir esa inquietud que puede afectarse al personaje durante la trama de la película”.

Astorga ha asegurado que trabajar con actores como Rey, Paz Vega y un plantel de secundarios con el que no hubiera contado “ni en los mejores sueños” ha sido una “suerte” que le ha permitido “aprender mucho” como directora.

Macarena Astorga ha ganado dos premios Biznaga de Plata y sendos premios RTVA, por el documental ‘Los ojos de Brahim’ y el cortometraje ‘Tránsito’ así como el premio ASFAAN a la Mejor Directora Andaluza en 2019.

Licenciada en Comunicación Audiovisual y en Ciencias de la Educación por la UMA, es profesora de Imagen y Sonido e inició su carrera audiovisual con el documental “Mujeres que dicen acción” al que siguen otros trabajos en ese campo y varios cortometrajes multipremiados.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com