A principios de este año, los duques de Sussex concedieron una controversial entrevista a Oprah Winfrey en la que Meghan hizo importantes revelaciones sobre lo que sucedía a puertas cerradas en la Casa Real. Como era de esperar, sus declaraciones suscitaron múltiples críticas, entre ellas, las del reconocido periodista británico Piers Morgan, quien se refirió específicamente a lo dicho por la duquesa sobre haber llegado a pensar en el suicidio y cómo formar parte de la familia real había deteriorado su salud mental.

Tal y como reseña la revista Hola!, luego de leer un fragmento de lo dicho por Meghan en la entrevista, Piers comentó en su programa Good Morning Britain: “No creo una palabra de lo que dice Meghan Markle. No me la creería ni aunque me leyera un informe meteorológico y el hecho de que provocara este ataque contra nuestra familia real creo que es despreciable”, para luego abandonar el estudio de televisión.

Ante este comentario, el regulador de los medios británicos, Ofcom, recibió unas 58,000 quejas por las críticas del periodista a la duquesa, quien, a su vez, también presentó una queja a referida agencia. Ahora, cinco meses después del acontecimiento, el órgano regulador da su resolución, mostrándose a favor de Morgan.

“Los comentarios de Morgan fueron potencialmente dañinos y ofensivos para los espectadores, y reconocemos la fuerte reacción pública hacia ellos. Pero también tomamos en cuenta la libertad de expresión”, indica un comunicado de 97 páginas divulgado por Ofcom, en el que agregan que según sus reglas, los organismos de radiodifusión pueden incluir opiniones controvertidas como parte de un debate legítimo de interés público, y el fuerte desafío a Morgan por parte de otros colaboradores proporcionó un contexto importante para los espectadores.

En la nota señalan que Morgan tenía derecho a decir que no creía las afirmaciones de la duquesa y que restringir sus puntos de vista hubiera supuesto una “restricción injustificada y escalofriante” de la libertad de expresión, tanto para la televisión como para la audiencia.

Ante el fallo a su favor de Ofcom, el periodista británico expresó que continúa sin creer en las declaraciones hechas por los duques de Sussex y que, de hecho, se ha comprobado que algunos de esos puntos son falsos, como la supuesta boda que tuvo la pareja tres días antes de la unión pública.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com