La Gala del Met retrasada por la pandemia, y su respectivo desfile de celebridades, comenzó este lunes por la noche con una banda de marcha, una gimnasta y los primeros asistentes en atuendos sensuales y brillantes.

Keke Palmer llegó en un impresionante body en tono tierra con cola, mientras que Ilana Glazer aprovechó su momento en la escalinata del Museo Metropolitano de Arte para lucir mangas largas y plumosas y un vestido cremoso de cuello alto.

Emma Chamberlain optó por un minivestido dorado con recortes en la cintura y un grueso detalle de espejo y cadena. La supervisora ​​de la gala, Anna Wintour, llegó temprano y saludó a la multitud acompañada de su hija embarazada, Bea Schafer, con un diseño floral con volantes en el cuello.

La gala, que recauda dinero para el Instituto del Vestido del museo, se aplazó de su tradicional primer lunes de mayo y pasó a ser un evento de dos fechas. Coincide con la inauguración de “In America: A Lexicon of Fashion”, la primera parte de una exposición en el Centro del Vestido Anna Wintour del Met.

Este año, la gala es copresidida por Timothée Chalamet, Billie Eilish, Amanda Gorman y Naomi Osaka. Los presidentes honorarios son Tom Ford, el patrocinador de Instagram Adam Mosseri y Wintour, la editora de Vogue y decana de la Gala del Met desde 1995.

El bipartito de este año marca el 75to aniversario del Instituto del Vestido. La Gala del Met recauda la mayor parte de la financiación anual del instituto, incluyendo un evento más grande programado para el 2 de mayo. Esa fecha la gala retomará el primer lunes de mayo para la gala y celebrará la segunda parte de la exposición, “In America: An Anthology of Fashion”, en las salas de época del ala estadounidense del museo.

Considerada la noche más importante de la moda, se anima a los invitados — artistas de primera línea de la música, el cine, la televisión y más — a acoger el tema de la exposición cada año mientras suben lentamente las escaleras alfombradas de rojo del museo. La interpretación lo es todo cuando se trata de cómo se visten y cómo hacen su entrada.

Billy Porter cerró la alfombra roja en 2019 en un atuendo dorado del dios del sol en una litera cargada por seis hombres sin camisa como una oda al Antiguo Egipto cuando el tema era la moda exagerada. Fue el mismo año en que Lady Gaga se desvistió a un deslumbrante sostén negro y ropa interior a juego ante la multitud de periodistas luego que el diseñador Brandon Maxwell la ayudara con tres cambios de ropa, incluida una enorme capa exterior rosa que se inflaba con la brisa.

El código de vestimenta oficial de este año es la “independencia estadounidense”, que deja mucho espacio para la interpretación.

La Gala del Met, abreviatura de la Gala del Instituto del Vestuario del Museo Metropolitano de Arte, recaudó más de 13 millones de dólares en 2019 para el Instituto del Vestuario, que es el departamento de moda del museo. Es el único departamento curatorial del Met que tiene que financiarse solo y tiene una amiga importante en Wintour, quien atiende la lista de invitados. Ha recaudado tanto dinero para el instituto a lo largo de los años (con estimaciones de hasta 200 millones de dólares) que el ala ahora lleva su nombre.

Los boletos cuestan más de 30.000 dólares, pero eso no significa que las estrellas paguen su entrada. A menudo son invitados por marcas y empresas que compran mesas por miles más y están acompañados de los mejores diseñadores que los visten.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com