El ministro de Salud, Daniel Rivera, hizo un llamado a la Organización de la Naciones Unidas (ONU) y a la Organización Mundial de la Salud (OMS) para que intercedan en Haití y hagan que los médicos del vecino país asuman su responsabilidad y comiencen a tratar a sus parturientas con las mismas condiciones de calidad con las que son atendidas en los hospitales dominicanos y con unos precios que las haitianas puedan pagar.

“Lo que tiene (que hacer) la ONU y la OMS es buscar las soluciones de cómo bajar los precios. La ONU tiene que pedirle a los médicos haitianos, a los ginecólogos haitianos, a los pediatras haitianos que, por favor, se pongan en eso, a dar un buen servicio y no lo que dicen ellas (las parturientas) que perciben que la calidad de atención es mucho mejor en nuestro país”, dijo el funcionario en una rueda de prensa en el ministerio que preside.

Detalló que para una parturienta ser atendida en Haití debe pagar hasta 25 mil gourdes y con todo el traslado a República Dominicana, apenas pagan 10 mil gourdes y eso, sumado a las atenciones de primera que reciben de parte de los médicos dominicanos, es lo que las motiva a cruzar la frontera.

Rivera afirmó que la responsabilidad del Ministerio de Salud Pública sigue siendo que toda embarazada que llegue a un centro de salud va a ser tratada con todo el respeto y calidad requeridas, pero, que la situación de las parturientas extranjeras “no está permitiendo un mejor tratamiento para nuestras dominicanas”.

El galeno aseguró que el Ministerio de Salud Pública y el Servicio Nacional de Salud han mantenido el servicio hospitalario a todas las pacientes que están dentro de sus recintos. “En ningún momento nosotros estamos violando los derechos de todo ciudadano que esté en una condición de urgencia”, enfatizó.

El ministro Rivera dijo que hay que cuantificarle a la ONU los gastos totales del Estado en las pacientes extranjeras, sumando además de los gastos obstétricos, los tratamientos a las pacientes embarazadas que llegan con COVID, las que reciben sangre y antibióticos.

“Ese cuidado prenatal se lo vamos a cuantificar a la ONU”, sumado a las consultas, las imágenes, los gastos de laboratorio, tratamiento para tuberculosis y tratamiento nutricional que reciben las pacientes extranjeras en los centros hospitalarios dominicanos.

“Tenemos que ser serios ante los organismos internacionales y decirles cuánto se ha invertido”, recalcó el ministro.

A raíz de la denuncia que se hiciera la pasada semana sobre indocumentadas haitianas embarazadas que estarían siendo deportadas a su país de origen, el ministro Rivera admitió que el trasiego ha disminuido enormemente hasta un 30% en el hospital San Lorenzo de Los Mina, en los hospitales del interior ha disminuido un 20% y los que están cerca de la frontera como Valverde y Montecristi, la presencia de parturientas haitianas ha bajado un 10% solamente.

“Hubo quizás una mala interpretación, pero inmediatamente nosotros verificamos y sigue la atención en los hospitales”, aclaró.

El ministro asegura que la presencia de parturientas haitianas no es algo nuevo, la diferencia está en el crecimiento enorme que ha tenido. En el año 2014, la cifra rondaba entre 8 y 9 mil pacientes haitianas, para 2018 la cifra aumentó a 14 mil parturientas y para finales de 2021, la proyección es que llegará a 36 mil, triplicando el ritmo.

“Los gastos y la inversión van a ser enormes. Si en aquella ocasión, en 2014, se pedían 6 mil millones para 8 o 9 mil extranjeras, explíqueme usted cuánto sería para 30 mil o 36 mil”, expresó un tanto angustiado.

Entre los años 2010 y 2017, el Libro de Extranjería declaró 123 mil 980 nacidos de extranjeras haitianas. Solo en los últimos tres años, la cifra alcanza los 93 mil nacimientos, un aumento de un 75%.

El ministro Rivera afirmó que los indicadores en casos de COVID-19 han ido mejorando, destaca que en la actualidad el 75% de las camas para hospitalización están libres y que el país cuenta con una reserva de 650 mil pruebas PCR e igual cantidad de pruebas antigénicas.
Rivera compartió que durante los primeros 16 días del mes de noviembre, se han realizado 89,468 pruebas PCR.

En total, desde la llegada del COVID-19 al país, se han realizado 1,353,193 pruebas PCR; 75,096 durante la pasada gestión gubernamental y 1,278,097 en la gestión actual.

“Hemos invertido en pruebas de PCR RD$761 millones pero le hemos ahorrado al Estado 5 mil millones. Si le hubiésemos hecho la prueba de PCR como antes, pagando a RD$4,600 cada prueba, ese 1,278,097 hubiese costado 5 mil 800 millones. Hoy con la prueba a 10.45 dólares que tenemos, estamos haciendo una inversión del Estado. Estamos haciendo más pruebas”, detalló el funcionario.

La realización de pruebas, sumada a la campaña de vacunación (incluyendo dosis de refuerzo), la aplicación del medicamento Regen Cov (cuyo costo ronda RD$100 mil cada frasco) y la resolución 48-21 que exige la presentación de tarjeta de vacunación para entrar a lugares públicos, forman parte de la estrategia del ministerio para limitar el número de fallecidos a causa del virus, según precisó el galeno.

Sobre la Meta País de alcanzar el 70% del total de la población vacunada, Rivera dijo que está cada vez más cerca.
El 77% de la población ya se aplicó la primera dosis y el 63.5% la segunda dosis.
Con relación a la medición de la semana anterior, la primera dosis está prácticamente estancada subiendo solo un 0.3% ya que el porcentaje estaba fijado en 76.7%.
En el caso de la segunda dosis, el aumento fue de 0.8%. Anteriormente la medición arrojaba 62.7% de la población vacunada con esquema de dos dosis completo.

En el boletín 608 se reportaron 862 nuevos casos de pacientes positivos, cuatro defunciones y una positividad diaria de 11.60%.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com